Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump: Portaviones Gerald R. Ford enviará mensaje al mundo

logotipo de Associated PressAssociated Press 23/07/2017 Por DARLENE SUPERVILLE, Associated Press

NORFOLK, Virginia, EE.UU. (AP) — Con elogios y una bendición a las fuerzas armadas, el presidente Donald Trump participó el sábado en la ceremonia de entrega del portaviones Gerald R. Ford a la Armada y dijo que esta nave ultramoderna enviará un “mensaje de 100.000 toneladas al mundo” sobre el poderío bélico del país cuando salga de misión.

Los aliados de Estados Unidos estarán tranquilos, pero los enemigos del país “temblarán de miedo” al ver al portaviones en el horizonte, afirmó Trump.

El mandatario, que es el comandante en jefe de las fuerzas armadas de Estados Unidos, comparó el barco de guerra de 12.900 millones de dólares con “una increíble obra de arte” y ensalzó la mano de obra estadounidense que construyó la nave, la cual alojará a miles de tripulantes.

La participación de Trump en la ceremonia fue la cúspide de una semana bajo la campaña “Hecho en Estados Unidos” de la Casa Blanca, en la que el presidente y funcionarios buscaron atraer la atención a la industria manufacturera del país.

“El sector siderúrgico de Estados Unidos y manos estadounidenses han construido este mensaje de 100.000 toneladas al mundo”, dijo Trump en referencia al Ford durante un discurso en el que elogió la valentía y el espíritu de los militares estadounidenses y mencionó el deseo que él tiene de que se incremente el presupuesto militar tras años de restricciones.

“El poderío estadounidense es inigualable, y cada día de mi gobierno estamos siendo más grandes, mejores y más fuertes. Se los digo”, declaró Trump ante miles de efectivos e invitados, entre ellos los exsecretarios de defensa Dick Cheney y Donald Rumsfeld, así como los gobernadores Terry McAuliffe, de Virginia, y Rick Snyder, de Michigan, que se contaron entre quienes colmaron el caluroso hangar del portaviones en la cubierta principal.

“Dondequiera que esta nave surque el horizonte, nuestros aliados estarán tranquilos y nuestros enemigos temblarán de miedo porque todos sabrán que Estados Unidos está llegando, y llegando fuerte”, señaló Trump.

Al término del discurso, el mandatario puso en servicio al portaviones y pidió a Dios que “bendiga y guíe esta embarcación de guerra y a todos los que viajen en ella”.

Después de Trump habló Susan Ford Bales, la hija del 38vo presidente de Estados Unidos, a quien está dedicada la nave. Ella es también su patrocinadora, término utilizado para designar a la mujer civil que “patrocina” un buque con el fin de desearle buena suerte y protección divina.

“No existe nadie, absolutamente nadie, que estaría más orgulloso de la puesta en servicio de este poderoso barco que el presidente de Estados Unidos, Gerald R. Ford”, afirmó la hija del exmandatario.

“Es un honor para mí dar la orden: ‘Oficiales y tripulación del Gerald R. Ford de Estados Unidos, conduzcan nuestra nave y denle vida’”, afirmó.

Varias filas de marineros vestidos con impecables uniformes blancos comenzaron a ocupar sus puestos al tiempo que sonaba la melodía “icen anclas”. Las sirenas, campanas y bocinas sonaron mientras la bandera de Estados Unidos era izada arriba de la cubierta.

___

Los periodistas de The Associated Press Steve McMillan, en Richmond, Virginia, y Ben Finley, en Norfolk, Virginia, contribuyeron a este despacho.

___

Darlene Superville está en Twitter como: http://www.twitter.com/dsupervilleap

image beaconimage beaconimage beacon