Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump reanuda ataques a presentadores de TV

logotipo de Associated PressAssociated Press 01/07/2017 Por CATHERINE LUCEY, Associated Press

BRIDGEWATER, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — El presidente Donald Trump intensificó el sábado su disputa personal con dos famosos conductores televisivos, al afirmar sin evidencia que el programa de cable de ambos es tendencioso en su contra.

La serie de insultos del presidente ha hecho que políticos de ambos partidos lo exhortaran _aparentemente en vano_ a dejar de lado los ataques personales en 140 caracteres y enfocarse en dirigir al país.

Trump fustigó a Joe Scarborough y Mika Brzezinski del programa “Morning Joe” a través de Twitter. Desde su club de golf en Nueva Jersey escribió: “Loco Joe Scarborough y estúpida Mika no son mala gente, pero su programa de bajo rating es dominado por sus jefes de NBC”.

El presidente también dijo el un tuit el sábado en la mañana que la conocida periodista de TV Greta Van Susteren perdió su programa nocturno en MSNBC porque “¡se negó a acoplarse al odio a Trump!”. MSNBC informó esta semana que Van Susteren, que previamente fue anfitriona en Fox News, sería reemplazada.

NBC no quiso comentar sobre los tuits sabatinos del presidente. “Morning Joe” acaba de concluir el trimestre con el mayor nivel de audiencia en la historia del programa. MSNBC no dio una razón oficial para reemplazar el programa de Van Susteren, sin embargo, este iba atrás en los ratings comparado con otros shows.

Esta semana Trump recibió condenas de todo el espectro político y social por sus tuits del jueves en que trató a Brzezinski de “loca” y que “sangraba de un estiramiento facial” cuando los vio en la mansión de él en Florida.

Numerosos demócratas y republicanos describieron como sexistas y vulgares los comentarios del presidente.

Los conductores del canal de cable MSNBC dijeron el viernes que Trump mintió acerca de su encuentro en diciembre y cuestionaron su “obsesión enfermiza” con el programa.

Los anfitriones, que son pareja dentro y fuera de pantalla, también revelaron que la Casa Blanca les dijo que un artículo sobre ellos en el National Enquirer dañino para su relación podría “desaparecer” si telefoneaban al presidente y se disculpaban por los duros comentarios. Trump rápidamente los contradijo en Twitter.

Trump persiste en concentrarse en la televisión por cable en momentos en que los legisladores del Partido Republicano no han podido alcanzar un consenso sobre los cambios a la ley de salud. Esas modificaciones constituyen uno de los principales compromisos del mandatario y los legisladores republicanos.

El mandatario se dispone a asistir a la conferencia anual del Grupo de los 20, donde se encontrará con el presidente ruso Vladimir Putin, una reunión de gran trascendencia que podría poner a prueba la política del mandatario norteamericano de “Estados Unidos primero”.

Trump también arremetió fuerte el sábado contra CNN. Dijo que ese canal, al que siempre ha ridiculizado, “por fin ha quedado exhibido como #FakeNews (noticias falsas) y periodismo basura”.

CNN aceptó en fecha reciente las renuncias de tres periodistas involucrados en un reportaje que la cadena noticiosa tuvo que retirar. El texto original trataba sobre una supuesta investigación a una reunión entre un socio de Trump y el jefe de un fondo ruso de inversiones, antes de que el magnate asumiera la presidencia. CNN no comentó el tuit del sábado.

___

El periodista de The Associated Press, David Bauder, en Nueva York, contribuyó a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon