Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Twitter no censurará a Trump, incluso si viola sus normas

logotipo de Associated PressAssociated Press 27/07/2017 Por BARBARA ORTUTAY, Associated Press

NUEVA YORK (AP) — Twitter ha dejado bien en claro que no piensa cerrar la cuenta de Donald Trump incluso si el presidente viola sus normas para combatir el hostigamiento a otros.

Y eso no sorprende a nadie: los tuits del presidente de Estados Unidos enfocan mucha atención en el servicio, a pesar de que sus burlas de periodistas y rivales van en contra del compromiso de Twitter de ser un sitio acogedor.

La empresa ha estado combatiendo las cuentas que violan sus normas y los tuits de Trump lo han hecho en numerosas ocasiones.

Ya antes de que Trump llegase a la presidencia abundaron los pedidos de que Twitter cerrase la cuenta del magnate, hechos sobre todo por activistas liberales, escritores y usuarios del servicio. Esos pedidos recrudecieron recientemente, cuando el mandatario publicó un video con una parodia en la que él se peleaba con un individuo cuyo rostro decía CNN, la cadena televisiva de noticias. Organizaciones como el Comité de Periodistas por la Libertad de Prensa criticaron el video y lo consideraron una amenaza a los periodistas. (La Casa Blanca negó que lo fuese).

EL CASO PARA CENSURAR A TRUMP

Twitter prohíbe conductas que reflejen hostigamiento o intolerancia, pero no está muy claro qué comportamientos son condenables. Por ejemplo, si bien puede ser de mal gusto publicar un tuit diciendo que una periodista de televisión “sangraba profusamente de una cirugía cosmética en la cara”, es discutible si viola o no las normas de Twitter.

Cuando se le preguntó por los excesos de Trump, Twitter dijo que no hace comentarios sobre cuentas individuales. Pero el director ejecutivo de la firma Jack Dorsey declaró a NBC en mayo que “es muy importante escuchar a los líderes directamente” para poder pedirles una rendición de cuentas y para poder ventilar los problemas abiertamente, no a puertas cerradas.

Además, la cuenta de Trump es atractiva desde un punto de vista comercial: Sus tuits generan constantemente titulares que constituyen publicidad gratis para la empresa y podrían atraer más usuarios.

Por ahora, no obstante, no hay evidencias de eso. El jueves Twitter dijo que no ha habido cambios en la cantidad de usuarios en los últimos meses y sus acciones cayeron un 9%, cotizándose a 17,75 dólares, antes de la apertura del mercado.

Twitter jamás dio ganancias.

TUITS IMPORTANTES

Los defensores de la libertad de expresión coinciden en que no hay que cerrar la cuenta de Trump.

Emmam Llanso, directora del Proyecto de Libre de Expresión del Centro para la Democracia y la Tecnología, dijo que los tuits de Trump son “un discurso político claramente relevante”, mencionados en los tribunales cuando se cuestionan las políticas del mandatario. Un tribunal de apelaciones bloqueó restricciones a la inmigración dispuestas por Trump en junio y dijo que tomó esa decisión en parte por los tuits que publicó el presidente sobre el tema.

Llanso dice que comprende por qué ha habido “tanta presión” en las redes sociales para que se tomen medidas contra las plataformas que son usadas para hostigar.

Pero en lo que atañe al presidente, le parece que no corresponde a la empresa decidir lo que se le debe permitir decir. “Debemos enfocarnos en los instrumentos que ofrece nuestra democracia para controlar al presidente”.

PASADA LA TORMENTA

Twitter parece coincidir con esa postura. Este mes dijo que está tomando medidas contra cuentas con comentarios inaceptables y que censuró de algún modo a diez veces el número de cuentas que castigó hace un año (no dio cifras). La de Trump no fue una de ellas.

En junio el presidente defendió su uso de las redes sociales, diciendo en un tuit que los medios de prensa del establishment no quieren difundir su “mensaje honesto, sin filtros”.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a un pedido de comentarios hecho el jueves por la mañana.

HAY QUE DAR Y RECIBIR

Twitter ofrece una plataforma para que Trump se comunique con el mundo directamente, sin intermediaros como los medios de prensa. Pero si bien es importante que la gente pueda oír lo que tiene que decir el mandatario sin filtros, también es importante que Trump escuche a los demás y que deje ver las reacciones a sus comentarios.

Trump ha bloqueado a algunos usuarios y fue llevado a los tribunales por eso. La demanda está siendo procesada.

La comediante Dana Goldberg, que dice haber sido bloqueado por Trump pero no es parte de la demanda, afirmó que la actitud del presidente equivale a “dar el informe anual sobre el Estado de la Unión y bloquear los televisores de la gente que votó por (Hillary) Clinton”.

¿Su ofensa? Goldberg, quien tiene unos 7.680 seguidoras, comparado con los 34,6 millones de Trump, dice que en su tuit describió al presidente como “un hombre penoso” luego de que Trump le envió sus buenos deseos al senador John McCain tras un diagnóstico de cáncer, cuando previamente se había burlado de su servicio en la guerra de Vietnam.

“El que haya sido bloqueada por el presidente de Estados Unidos es algo descabellado”, expresó.

image beaconimage beaconimage beacon