Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un grupo racista de perfil violento

logotipo de LA NACION LA NACION 13/08/2017

CHARLOTTESVILLE, Estados Unidos (AP).- Jason Kessler, el joven bloguero supremacista blanco que organizó la marcha de ayer explicó en un comunicado que el objetivo de su movimiento es defender la primera enmienda de la Constitución que protege la libertad de expresión y respaldar a "los grandes hombres blancos que están siendo difamados, calumniados y derribados en Estados Unidos".

La polémica marcha "Unir a la derecha" se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, que lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense entre 1861 y 1865.

La figura de Lee se ha convertido en los últimos años en el emblema de la disputa entre los que lo acusan de ser el principal emblema del racismo y sus atrocidades, mientras que sus simpatizantes de extrema derecha y quienes defienden la supremacía blanca lo consideran "el salvador del sur" y el hombre que alentó las ideas de una nación blanca.

Kessler, que tiene su propio blog, lidera un grupo llamado Proud Boys ("Chicos orgullosos"). El objetivo principal de la agrupación es "restablecer un espíritu de chauvinismo occidental durante una era de globalismo y multiculturalismo". En vez de alt-right ("derecha alternativa") se describen como alt-light ("derecha liviana").

El grupo, que defiende la idea de reducir el tamaño del aparato estatal e incrementar las libertades, suele protagonizar enfrentamientos violentos. Según el Southern Poverty Law Center, uno de los rituales de iniciación para ser aceptado entre los Proud Boys es pelear con antifascistas en los mítines públicos.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon