Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un informe alerta a Macri por la subida de conflictos laborales

logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 10/04/2016

© EL País El desempleo es un gran problema para el Gobierno de Mauricio Macri. En la última semana, el Gobierno confirmó el despido de 11.000 empleados estatales desde enero en oficinas ministeriales y secretarías. Un nuevo estudio de la consultora Tendencias Económicas y Financieras estableció además que durante marzo 19.424 personas perdieron su trabajo en todos los sectores de la economía.

Y alertó por el crecimiento de los conflictos laborales y las huelgas. El estudio lo realiza desde 1986 el economista José Luis Blanco, en base a artículos periodísticos de todo el país. Desde el Ministerio de Trabajo confiaron a EL PAIS que los primeros análisis oficiales sobre movimientos en el mercado laboral estarán a mediados de abril y prefirieron no opinar sobre el estudio de Blanco. Las cifras no son grandes si se las compara con el mismo estudio de febrero, que arrojó 100.000 despidos entre enero y ese mes. Sin embargo, los 19.424 de marzo representan un incremento del 95% con respecto al mismo periodo de 2015.

Poco menos de dos tercios de los despidos se localizaron en el sector privado, donde prevalecieron los verificados en la construcción, que representaron el 44% del total de los despidos del mes, y en menor medida en la industria sidero-metalúrgica, mecánicos, alimentos, autopartes, comercio, transporte y prensa.

El tercio restante tuvo lugar en el sector público, en la administración nacional, en el Congreso, organismos públicos, salud y municipios. Las suspensiones sumaron 8.083, registro superior en 16 veces al de marzo de 2015 y se localizaron principalmente en la industria sidero-metalúrgica, automotriz, química y alimenticia. Todas actividades afectadas por la reducción de la producción debido a la fuerte disminución de las exportaciones a Brasil o de las ventas al mercado doméstico.

La conflictividad laboral experimentó otro pronunciado aumento en marzo con el incremento de los despidos, las suspensiones y las huelgas. Las protestas se incrementaron un 15% anual si se considera el número de obreros involucrados y se triplicaron si se toma la duración de las huelgas en marzo, según el informe. En el sector público, tuvieron lugar en las administraciones públicas provinciales, docentes de varias provincias,salud, judiciales y municipales. Mientras que en el sector privado, ocurrieron en la construcción, industria sidero-metalúrgica, bancos y subtes.

En este punto, es notoria la cantidad de despidos (700) en la planta de Siderar, en Ramallo. La conflictividad laboral experimentó acusado aumento en el primer trimestre: se registraron 127.144 despidos, nivel superior en 78 veces al del primer trimestre de 2015, de los cuales 70% correspondieron al sector privado, principalmente a la construcción y a la industria sidero-metalúrgica, y el 30%restante al sector público. Las suspensiones sumaron 27.588, arrojando un aumento de 8 veces frente a similar período del año anterior. También crecieron los paros, debido al descontento gremial por la fuerte contracción del salario real, aumento de los despidos y falta de adecuación de las escalas en el impuesto a las Ganancias.

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon