Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un joven venezolano sorprendió a su novia pidiéndole matrimonio delante del Papa

logotipo de LA NACION LA NACION 30/08/2017

ROMA.- No es cosa de todos los días sorprender a una novia pidiéndole la mano, arrodillándose, con anillo y todo, delante del Papa. Fue lo que pasó el domingo pasado en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, cuando Francisco estaba saludando a un grupo de políticos católicos.

Fue entonces que Darío Ramírez, un joven consejero comunal venezolano, desde hace tres años exiliado en Panamá, sorprendió a su novia Maryangel Espinal -y al Papa-, con la inusual propuesta de matrimonio.

El evento, seguramente sin precedente en la Santa Sede, fue revelado por el semanario católico estadounidense National Catholic Register (NCR), que publicó foto, video y relato del protagonista.

"Cuando nos introdujeron al Santo Padre le expliqué la situación en Venezuela y él me dijo que estaba rezando mucho por eso y haciendo todo lo posible para ayudar", contó Ramírez. El joven venezolano también le dijo al Papa que desde que se exilió en Panamá, hace tres años, ayuda a adolescentes de un grupo de teatro católico, del que le dio información y fotos.

"Le dije que esperábamos su visita a Panamá en 2019 para la Jornada Mundial de la Juventud y él se puso muy contento", agregó. "Y después, le pedí una bendición especial", añadió, aludiendo a su sorpresivo pedido de mano, que su novia no se esperaba para nada. "Ella pensó que sólo íbamos a hablar de Venezuela y del grupo de teatro... Pero después le dije al Papa: hay una tercera cosa que quiero pedirle. Maryangel seguramente entonces pensó que le iba a pedir una selfie, y quedó shockeada. Pero le expliqué al Santo Padre que la mujer que estaba a mi lado es la mujer de mi vida, que la conocí en la Iglesia, que Dios la puso en mi vida y que quería pedirle la mano. Y me arrodillé y se lo propuse", relató.

Entonces el Papa, también sorprendido, dijo: "Wow, delante del Papa... Ella no habla. Él te pidió matrimonio ¿qué dices?". "Ella dijo '¡claro que sí! Y él nos bendijo", contó Ramírez.

Tal como puede verse en el video, entonces hubo un estallido de júbilo y aplausos en la Sala Clementina, donde políticos católicos del resto del mundo presentes celebraron el atípico suceso. "Todos estaban muy entusiasmados, los delegados africanos fueron los más ruidosos y algunos parlamentarios me decían que quieren venir al casamiento", contó Ramírez.

Incluso el cardenal austríaco Christoph Schonborn, que está al frente del 'International Catholic Legislators Network' (ICLN) y que le dio a Ramírez permiso para pedirle la mano a su novia delante del Papa, estaba contento.

"Le dije al cardenal que esto es para la historia del ICLN y él me contestó que era para la historia de la Iglesia", evocó el joven venezolano. "El Papa estaba muy sorprendido, la gente del protocolo, un poco loca, pero al final todos nos reímos mucho", concluyó.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon