Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un maduro Federer se centra en el día a día

logotipo de Associated PressAssociated Press 17/07/2017 Por HOWARD FENDRICH, Associated Press

LONDRES (AP) — Roger Federer ha aprendido a no dar nada por hecho.

Es por eso que durante la presentación de su trofeo tras ganar su histórico campeonato de Wimbledon, el suizo declaró que "ojalá este no sea mi último partido. Y espero que pueda volver el próximo año para tratar de defender el título".

El suizo Roger Federer habla al lado del trofeo como campeón de la rama masculina de Wimbledon durante una sesión fotográfica en el All England Club, en Londres, Inglaterra, el lunes 17 de julio de 2017. (Adam Davy/PA via AP) © The Associated Press El suizo Roger Federer habla al lado del trofeo como campeón de la rama masculina de Wimbledon durante una sesión fotográfica en el All England Club, en Londres, Inglaterra, el lunes 17 de julio de 2017. (Adam Davy/PA via AP)

Algunos se preguntaban si el suizo estaba considerando el retiro.

Lejos de ello. Lo que quiso decir, explicó Federer el lunes, fue simplemente: "No puedo adelantarme demasiado".

"No pensé sobre lo que iba a decir. Sólo salió de esa forma, para mostrar a la gente que sí, claro que espero defender mi título y claro que deseo regresar aquí el próximo año. Pero en verdad no sabemos si va realmente a suceder", aclaró en una entrevista con The Associated Press en el All England Club una mañana después de vencer 6-3, 6-1, 6-4 a Marin Cilic en la final. "Hay que esperar y ver".

No siempre mostró ese enfoque, cuando tenía veintitantos años e impuso un récord al avanzar a su 10ma final de Grand Slam consecutiva.

Las cosas son distintas ahora.

"A los 25, cuando uno gana, piensa, 'Muy bien, los veré el próximo año', pues es normal. Uno va a jugar, sin duda. El cuerpo va a estar bien, es lo más probable. Y si no es el próximo año, bueno, entonces al año siguiente, ¿saben?", comentó Federer mientras recorría los pasillos de la Cancha Central. "Pero yo realmente ya no puedo pensar en lo que sucederá dentro de dos años. Seamos honestos".

Primero que nada, no hay manera de evadir la cuestión de la edad: Federer cumplirá 36 años el 8 de agosto; es el tenista de mayor edad en ganar Wimbledon en la era de los Abiertos, que inició en 1968.

Y además está lo que le sucedió hace cerca de 18 meses: Siendo padre de cuatro hijos, se preparaba a bañar a sus hijas mellizas cuando al momento de girar sintió un chasquido en su rodilla izquierda. En febrero de 2016 fue sometido a una operación por primera vez en su carrera, una cirugía artroscópica para reparar un desgarro de cartílago.

Federer regresó a la gira ese marzo, luego se perdió el Abierto de Francia por persistentes problemas de espalda, lo que puso fin al record de 65 participaciones consecutivas en torneos Grand Slam. Después de una derrota en semifinales en Wimbledon hace un año, se tomó un descanso por el resto de la temporada para dejar que su cuerpo sanara, ausentándose del Abierto de Estados Unidos, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y el resto de los eventos.

"He visto qué tan pronto las cosas pueden cambiar", afirmó Federer. "El llenar esa tina para mis hijas cambió todo por los siguientes año y medio de mi carrera en el tenis, realmente".

Sin embargo, estos últimos seis meses han sido excelentes.

Federer tiene marca de 31-2 y lidera al tour en cuanto a títulos obtenidos en 2017 con cinco. Esa cifra incluye su 18vo trofeo de un Grand Slam en el Abierto de Australia _que terminó con una sequía de cuatro años y medio sin un título major_ seguido por su 19no en Wimbledon, donde se convirtió en el primer hombre desde Bjorn Borg en 1976 en ganar el el torneo sin perder un solo set.

"Todo lo que él hace es excepcional", señaló Jonas Bjorkman, entrenador de Cilic. "Obviamente, es único en muchas maneras".

El mismo Federer se sorprende de qué tan bien ha jugado en lo que va de este año.

El suizo releva que ciertamente no esperaba ganar ambos majors en los que ha participado _se perdió de nuevo el Abierto de Francia, tomando otro descanso durante el circuito en cancha de arcilla para recobrar fuerzas antes del breve periodo en canchas de césped de la temporada.

Ahora se enfila a las canchas de superficie dura, que incluyen el Abierto de Estados Unidos que arranca el 28 de agosto.

"Me resulta difícil pensar que puedo ganar tres Slams en un año. Me suena algo totalmente surreal", dijo Federer, que se ha adjudicado tres títulos de torneos major en 2004, 2006 y 2007. "Pero me prepararé lo mejor posible para tener la mejor oportunidad de realmente sobresalir en Nueva York".

___

Howard Fendrich está en Twitter como http://twitter.com/HowardFendrich

image beaconimage beaconimage beacon