Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un respaldo limitado: Diego Aguirre sigue en San Lorenzo, pero con un cheque a corto plazo

logotipo de LA NACION LA NACION 25/08/2017

San Lorenzo vive días convulsionados. Para Diego Aguirre es quizás su peor tormenta desde que arribó a Boedo. Sin embargo, la dirigencia azulgrana y el plantel respaldaron hoy al uruguayo para seguir en su cargo, tras el muy mal arranque de semestre luego de los cruces ante Emelec (0-1), Cipolletti (1-1) y Deportivo Morón (0-1), que costó la eliminación de la Copa Argentina.

El entrenador estuvo hoy reunido en el Nuevo Gasómetro con Matías Lammens , su principal sostén y Marcelo Tinelli, quien dudaba acerca de su continuidad tras la seguidilla de malos resultados. No obstante, en el diálogo notaron a Aguirre con confianza para poder revertir la situación. Si bien todas las partes aseguran que no se pusieron plazos, en el medio dejaron entrever que irán "partido a partido y con objetivos cortos". Se desprende que el encuentro frente a Racing del próximo domingo, en el debut de la Superliga, será un termómetro para la relación de Aguirre con los hinchas en el Bajo Flores.

"Estoy mal. Honestamente, en estos días no la pasé nada bien después de los resultados obtenidos. Pero confiamos en sacar esto adelante. Hacemos autocrítica porque se jugó muy mal. Pero no vamos a tirar volantazos porque no sirve de nada. Recordemos que cuando llegamos al club, en 2012, San Lorenzo estaba en Promoción y pagándole el sueldo a tres entrenadores a la vez. Esas decisiones no llevan a nada", expresó Lammens.

En cuanto a la autocrítica, Lammens desmintió estar disconforme con las incorporaciones realizadas. Asimismo, aseguró que están en tratativas para reforzar la zona media con Lucas Zelarayán, actualmente en Tigres de México.

Antes de la reunión con Aguirre, la cúpula azulgrana se juntó con los principales referentes del club: el capitán Nicolás Blandi, Matías Caruzzo y Marcos Angeleri. Por pedido de Franco Mussis a la cita se añadieron todos los futbolistas del plantel. Fue clave el apoyo del grupo y Aguirre se sintió respaldado en medio de la turbulencia.

Aguirre, en conferencia de prensa, comentó: "Fueron días muy convulsionados. Tenemos en claro que no hicimos un buen partido contra Morón. Tocamos fondo y eso desató muchas especulaciones, pero traté de aislarme del juego mediático para concentrarme en mi trabajo. Tenemos que ganarle a Racing el domingo porque estamos en deuda con la gente".

En una conferencia de prensa a la que asistieron las tres patas fundamentales (cuerpo técnico, jugadores y dirigentes), Blandi se sumó a lo expresado por el presidente de la institución: apuntó también a los objetivos cortos. "Fue una charla positiva en la que expusimos opiniones e ideas. No jugamos bien y se generaron cosas que no ayudan. Creo que vamos por el camino correcto y estamos todos en la misma línea, cada una de las partes. No hay inconvenientes como escuchamos por ahí", aseguró el capitán. "El fútbol tiene ciclos. El compromiso es total y nos vamos a esforzar para levantar nuestro nivel contra Racing", añadió.

En los tres desafíos oficiales que disputó en el semestre, San Lorenzo apenas convirtió un gol (Nicolás Reniero a Cipolletti) y esa carencia fue uno de los principales motivos de críticas por parte de lo simpatizantes azulgranas. "Nos falta llegada al gol, es cierto. Tenemos muy buenos jugadores ofensivos pero no accedemos al área con mucha gente. Adentro suyo, cada uno debe tener ambición para llegar al gol, estamos trabajando en eso. Queremos generar más fútbol, buen juego, algo que tuvimos bastante en 2016", finalizó Blandi.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon