Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una historia de rebeldíay liderazgo

logotipo de LA NACION LA NACION 27/08/2017

Un combo que mezcla descendencia de la nobleza húngara, rebeldía para trabajar a los 16 años fuera de la empresa familiar y liderazgo. Así es Alexia Keglevich, CEO de Assist Card, una ejecutiva que debió superar obstáculos y prejuicios para afirmarse en el sillón que había ocupado su padre.

Alexia Keglevich © Fabián MalavoltaFabián Malavolta Alexia Keglevich

La historia de Assist Card en la Argentina comenzó con la huida del padre de Keglevich de Hungría. El hombre descendiente de la nobleza llegó a la Argentina tras un paso por Bélgica, Francia y Brasil. En Buenos Aires, se quedó con la representación de la agencia de asistencia al viajero y pronto la extendió a otros países. "La compañía nace por su historia de haber vagado por varios países del mundo y traspasar fronteras", explicó Keglevich, que a los 16 comenzó a trabajar en una agencia de viajes en el microcentro sin permiso explícito de su padre. A los cuatro meses, él la llamó para que lo acompañara en Assist Card. "Mi padre me dijo: «Acá empieza tu infierno»", rememoró.

A los dos años de haber empezado en Assist Card, dejó la oficina para buscar trabajo. "Me fue pésimo. Abrí una agencia de viajes, la cerré a los cinco meses. Luego me llamaron de un banco para el sector de tarjetas de crédito. Me fue muy bien", narró. En el 2000, otro llamado de su padre la hizo volver a Assist Card. "Por la crisis tocamos fondo y a partir de allí reinventamos la compañía", dijo. En 2011, otra etapa: seducir a un capital internacional. "Mi padre decidió vender la compañía, probablemente una de las decisiones más difíciles", explicó.

El nuevo management decidió que Keglevich permaneciera como CEO. "Fueron momentos complicados: mi padre y mi hermano dejaron la compañía. Pasar a ser una corporación es algo muy fuerte", explicó.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon