Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Uruguay comienza a vender marihuana en farmacias

logotipo de Associated PressAssociated Press 19/07/2017 Por LEONARDO HABERKORN, Associated Press

MONTEVIDEO (AP) — “Tengo 35 años y fumo marihuana desde los 14. Hasta ahora siempre tuve que comprar en las bocas del mercado ilegal”.

Santiago Piñatares es un albañil que la mañana del miércoles fue uno de los usuarios en adquirir marihuana legal en una farmacia de Uruguay, el primer país del mundo en regularizar el mercado del cannabis desde su siembra hasta su venta al público.

“Poder comprar en forma legal en una farmacia es un gran avance y algo que tenemos que seguir perfeccionando”, agregó Piñatares a The Associated Press antes de retirarse de la farmacia Antártida, en el centro de Montevideo, satisfecho con su paquete de marihuana. “Uruguay está siendo vanguardia en el mundo en esto, como lo ha sido en otros temas, como el voto de la mujer o la ley de las ocho horas de trabajo”, agregó con orgullo el trabajador.

Otros compradores, en cambio, se disculparon por no hacer declaraciones para evitar que sus familias o sus empleadores sepan que consumen la hierba.

Poco antes, dieciséis farmacias uruguayas comenzaron a vender marihuana en lo que puede considerarse el paso final para aplicar una ley de 2013 aprobada en la nación sudamericana.

Según las últimas cifras oficiales, 4.959 personas se inscribieron para comprar la droga en los comercios. Piñatares tuvo que realizar una cola de unos 15 minutos en la vereda, en esta gélida mañana de invierno, hasta que llegó su turno de comprar la hierba debido a que un pequeño problema en el sistema informático demoró el expendio.

El Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) informó que los paquetes a los que acceden los clientes tienen “flores de cannabis —cogollos— envasadas en estado natural, desecadas, sin moler ni prensar” en dos variedades diferentes en “envases de 5 gramos (...) que aseguran la adecuada preservación de las cualidades del cannabis”. Los envases incluyen una estampilla de seguridad que garantiza su autenticidad y advertencias sobre los efectos de su uso.

“Hubo mucho trabajo puesto detrás de este día”, dijo a la AP Diego Olivera, secretario general de la Junta Nacional de Drogas. “Es un proyecto desafiante y complejo y hoy hemos dado un paso adelante”.

El precio del gramo de marihuana fue fijado en el equivalente a 1,30 dólares. Según Olivera, el precio se definió tomando en cuenta tres parámetros: costo de producción, la necesidad de que los productores y las farmacias tuvieran un margen de ganancia razonable y la búsqueda de un precio competitivo con el del mercado de la marihuana proveniente de Paraguay, que venden los narcotraficantes.

Las dos empresas seleccionadas por el gobierno para cultivar la hierba cobrarán 0,90 centavos por gramo y el resto del dinero se repartirá entre las farmacias y el gobierno, que lo usará para financiar programas de prevención.

El margen de ganancia de las farmacias será de 27%, dijo a la AP Sebastián Scaffo, propietario de la farmacia Tapié, en la Ciudad Vieja de Montevideo, otro de los comercios que se sumó al proyecto.

“Me gustó la idea de apoyar algo nuevo. Las cosas cambian en la medida que alguien se decida a cambiar. Por supuesto que tuve dudas y las tengo, pero me decidí porque creo que esto puede ser beneficioso para la sociedad. Y además también me puede servir comercialmente”, dijo Scaffo, de 33 años, que heredó la farmacia de su padre.

En Uruguay hay unas 1.200 farmacias y la inmensa mayoría no se sumó a la venta.

Cada usuario podrá acceder a 40 gramos de la sustancia cada mes. Para registrarse hay que ser mayor de 18 años y ser ciudadano uruguayo o tener la residencia legal en el país.

Los compradores podrán concurrir a las farmacias sin necesidad de mencionar su nombre ni presentar documentos, ya que la comprobación de que están inscritos en el registro del instituto estatal se realizará mediante un lector de huellas dactilares. “La información sobre la identidad de la persona en ningún momento será accesible al comercio sino que estará resguardada en el sistema informático del IRCCA”, indicó el instituto.

El 70% de los inscritos son hombres y el 60% vive en la capital del país. El 40% tiene entre 30 y 44 años, mientras que el 30% tiene 45 años o más y otro 30% tiene entre 18 y 29.

El Parlamento uruguayo sancionó el 10 de diciembre de 2013 una ley que transformó a Uruguay en el primer país en acometer una regularización de todos los aspectos vinculados al consumo de marihuana. La venta de la hierba en farmacias, el aspecto más polémico de la ley, sufrió numerosas dilaciones.

La norma también habilitó el cultivo personal de cannabis y la formación de clubes cannábicos, dos alternativas que fueron implementadas sin tantas postergaciones. Ya hay 6.948 personas cultivando hasta seis plantas de marihuana de modo legal en su domicilio y se han registrado 63 clubes cannábicos, que tienen entre 15 y 45 socios y hasta 99 plantas.

Las personas tienen que optar por una de las tres opciones, no se puede participar de dos al mismo tiempo.

Piñatares dijo que eligió comprar en las farmacias “porque de las tres opciones es la que me queda más cómoda. Dedicarse al cultivo lleva mucho tiempo, que no tengo”.

Poco antes del comienzo de la venta en farmacias, el gobierno lanzó una campaña publicitaria en la que se advierte que el uso de marihuana “limita la capacidad de concentración y la memoria” y “puede provocar enfermedades” y “problemas psicológicos”. En los mismos avisos varias personalidades, como el músico Jorge Drexler, destacan aspectos positivos de la ley, que supone decirle “no al narcotráfico” y “no al lavado de dinero”.

image beaconimage beaconimage beacon