Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

US Open: Schwartzman avanzó a la tercera rueda y cerró una jornada casi ideal para los argentinos

logotipo de LA NACION LA NACION 30/08/2017

NUEVA YORK.- Fue una jornada casi soñada para los argentinos en el US Open. Además de Juan Martín del Potro, Leonardo Mayer y Guido Pella festejaron en el inicio del torneo y obtuvieron importantes triunfos en el cemento de Flushing Meadows. Sólo Nicolás Kicker no pudo festejar.

Y por la noche, como corolario, Diego Schwartzman obtuvo el pasaje a la tercer rueda.

Con una sólida y convincente producción, Schwartzman ratificó lo que había hecho en el estreno y volvió a imponerse en sets corridos; esta vez, con una victoria por 6-2, 6-4 y 7-5 sobre el serbio Janko Tipsarevic. El Peque, ya instalado en la etapa de los 32 mejores, tendrá como adversario al croata Marin Cilic, 5° preclasificado y campeón del Abierto de los Estados Unidos en 2014.

Mayer, 59º en el ranking mundial, jugó en gran nivel en la reanudación del partido que fue suspendido anteayer por lluvia y se quedó con la victoria ante Gasquet (30º) luego de tres horas de juego. En la segunda rueda, el correntino se enfrentará al japonés Yuichi Sugita (44º), que en el debut superó al galo Geoffrey Blancaneax (331º).

"Ayer fue difícil el corte por la lluvia", admitió el Yacaré después de su victoria. El partido se había suspendido cuando estaban sets iguales y el correntino jugaba cada vez mejor. Finalmente, consiguió mantener su nivel y así evaluó su juego: "Me da muchos puntos el saque, pero de fondo jugué bien. No perdí muy fácil los puntos. Me ayuda mucho el saque porque me da comer muchas veces", expresó el correntino que hizo nueve aces. "Es muchísimo (el triunfo sobre Gasquet) porque yo lo veía a él de chico. Es un jugador de mucha calidad y era muy difícil ganarle. No solamente ganar sino por todo lo emotivo", añadió. Después de un inicio irregular de la temporada, desde que ganó el torneo de Hamburgo, Mayer cambió su racha. "Me agarraron ganas de jugar de nuevo al tenis", respondió el correntino con una sonrisa cuando le consultaron a qué se debía su mejor rendimiento.

Por su parte, el bahiense Guido Pella no tuvo problemas y venció con autoridad al belga Steve Darcis por 6-1, 6-2 y 6-0. En la próxima instancia se medirá con el vencedor del cruce entre el también belga David Goffin y el francés Julien Benneteau. "Creo que en una primera ronda en el Grand Slam, el comienzo es clave. Mi comienzo fue perfecto. Pude jugar bien, sólido. Intenté desde mi primera derecha hasta la última jugar a su revés", dijo el bahiense en conferencia de prensa.

Kicker, 93° del mundo, fue el otro jugador que debutó y cayó ante el alemán Cedrik-Marcel Stebe (107°) por 7-5, 6-3, 6-1 y 6-1. Kicker, quien afirmó que no habló con Orsanic para una posible convocatoria para la Copa Davis. "El primer set jugué un gran nivel, bastante alto, pero después en el segundo set me empecé a acalambrar todo. Traté de seguir pero esta vez me acalambré todo el cuerpo. Me voy con una bronca terrible", declaró después de la derrota. Anoche, también jugaba Diego Schwartzman quien le ganaba al serbio Janko Tipsarevic por 6-2 y 6-4, por la segunda rueda.

En cuanto a la Copa Davis, Mayer se refirió al tema y, como Del Potro, dio por finalizada su participación con el equipo argentino. No sólo para la serie de repechaje con Kazakhstán, sino para siempre. "Yo no voy a Kazakhstán. Ya hablé con él ( Daniel Orsanic , el capitán), le di los motivos. Ya cumplí una etapa. Di mucho para la Copa Davis . Más de lo que podía. Dejé muchas cosas de lado. Ahora hay jugadores que pueden ir. Yo ya hice mucho para la Davis", afirmó.

Sobre los jugadores que le anticiparon a Orsanic que no jugarán la serie, dijo el Yacaré: "Se dio igual en Israel (el repechaje anterior) y no la habíamos ganado. Cada jugador sabe lo que hace. Obviamente, el capitán está ahí. Di de más, y me lesioné miles de veces. Tenía un hijo con dos días y me fui a la Copa Davis". Además, el correntino añadió que hasta jugó infiltrado en la cadera en la serie ante Polonia (primera rueda de 2016). Y sentenció: "Puede ser un no definitivo para todo mi carrera. Se cumplió un ciclo. Es difícil que vuelva a jugar. El desgaste es muy grande y yo lo vivo muy fuerte".

Pella también se refirió a la posibilidad de jugar la serie de la Copa Davis y no dio una respuesta definitiva: "Sinceramente, lo hablamos con Orsa (Daniel Orsanic), y dijimos de esperar a que termine el torneo. Siempre que se viene una convocatoria no es fácil hablar de eso, porque representar a la Argentina es muy fuerte. De mi parte, lo que tengo que decir es que voy a terminar el torneo para ver qué le voy a decir".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon