Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Varias bajas en ataque a un convoy de OTAN en Afganistán

logotipo de Associated PressAssociated Press 02/08/2017 Por KATHY GANNON y MIRWAIS KHAN, Associated Press

KANDAHAR, Afganistán (AP) — Un agresor suicida se inmoló el miércoles en Afganistán junto a un convoy de la OTAN cerca de la ciudad sureña de Kandahar, en un ataque con varias bajas, según el Ejército de Estados Unidos.

El teniente Damien E. Horvath, portavoz del Ejército, no detalló el número de bajas ni sus nacionalidades. La misión de la OTAN, conocida como Apoyo Decidido, “puede confirmar que un convoy de la OTAN fue atacado en Kandahar. El ataque causó bajas”, indicó.

El portavoz de la policía de Kandahar, Zia Durrani, confirmó el ataque y señaló que se había acordonado la zona al borde de Kandahar.

El Talibán se atribuyó el atentado poco después, afirmando que dejó 15 soldados muertos, pera la cifra lucía inverosímil y es común que el Talibán exagere el número de víctimas de causa.

En su declaración, el Talibán también dijo que el ataque destruyó dos vehículos blindados. El portavoz del grupo en el sur de Afganistán, Qari Yusuf Ahmadi, dijo que el combatiente Asadula Kandahari fue “el héroe” de la jornada al usar una camioneta pick-up llena de explosivos.

Ghulam Ali, que gestiona una tienda de mecánica cerca del lugar, dijo que la intensidad de la explosión le había derribado. Cuando se levantó vio un vehículo militar en llamas en la carretera. Salió de su tienda, pero una ráfaga repentina de disparos le hizo volver al interior.

El testigo dijo había oído helicópteros acercándose y que vio cómo se trasladaba a varios soldados, pero no pudo estimar la gravedad de sus heridas.

Shah Agha Popal, que gestiona una tienda de piezas de vehículos en la zona, también dijo haber visto cómo se llevaban a los soldados en dos helicópteros, “pero no podría decir si estaban heridos o si estaban muertos”, señaló.

El contingente combinado de Estados Unidos y la OTAN desplegado en Afganistán es de unas 13.500 personas. El gobierno de Donald Trump estudia si envía unos 4.000 soldados o más a Afganistán en un intento de frenar el avance talibán.

El atentado del miércoles ocurrió mientras las autoridades afganas estrechaban la seguridad en la provincia occidental de Herat para el funeral masivo de las víctimas de un ataque que cobró 32 vidas la noche anterior.

En ese ataque, 66 feligreses resultaron heridos cuando el agresor abrió fuego en una mezquita al inicio del servicio religioso. El agresor ametralló a los guardias del templo y luego ingresó y detonó sus explosivos.

El grupo Estado Islámico se atribuyó ese atentado afirmando que fue perpetrado por dos de sus combatientes. Añadió en un comunicado que los dos hombres, a los que identificó como Amir Qassim y Tayeb al-Kharasani, usaron fusiles automáticos en la mezquita chií antes de detonar los explosivos.

El ISIS había advertido que atacaría a los chiíes. La milicia suní considera a los musulmanes chiíes como apóstatas.

El portavoz provincial de Herat, Jilani Farhad, dijo que para reducir las posibilidades de nuevos ataques, la protesta chií que se había convocado para condenar el ataque se celebraría justo antes del funeral el miércoles por la tarde, en lugar de organizar dos actos en momentos y lugares distintos.

___

Gannon informó desde Kabul, Afganistán. El periodista de Associated Press Amir Shah en Kabul, Afganistán, contribuyó a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon