Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Venezuela: jefe del Congreso desestima amenazas en su contra

logotipo de Associated PressAssociated Press 29/08/2017 Por FABIOLA SANCHEZ, Associated Press

CARACAS (AP) — El presidente de la Asamblea Nacional desestimó el martes las amenazas de que pueda ser enjuiciado por traición a la patria, tal como exigieron algunas figuras del gobierno tras las fuertes sanciones económicas que impuso Washington y acentuaron la tensión política en Venezuela.

El diputado opositor Julio Borges dijo en conferencia de prensa que no cederá ante las amenazas y exigió al mandatario Nicolás Maduro que asuma su responsabilidad por llevar a Venezuela a la "peor crisis de la historia".

Borges descartó que la oposición tenga algo que ver con la agudización de la crisis económica, y sostuvo que "el único culpable es Maduro".

"Que se vea en el espejo y acepte que lo que ha hecho es arruinar a Venezuela", agregó.

Tras el anuncio de las sanciones económicos estadounidenses contra Venezuela, Maduro acusó a la oposición de promover esas medidas y exigió al Tribunal Supremo de Justicia y la oficialista Asamblea Constituyente que inicien procesos por "traición a la patria" contra los que apoyaron esas acciones.

El mandatario mencionó a Borges como una de las figuras que estaba detrás de las medidas de la Casa Blanca. A los cuestionamientos se sumó la presidenta de la Asamblea Nacional, Delcy Rodríguez, que aseguró que sería determinada la responsabilidad de Borges y otras personas en ese caso.

Al ser preguntado sobre si se consideraba un "traidor a la patria", el dirigente opositor expresó que lo que hacen los diputados es "defender la libertad en Venezuela, los derechos humanos, la democracia".

"Yo creo que traición a la patria es robarse el dinero de los venezolanos", acotó.

Borges envió este año más de una docena de misivas a bancos internacionales advirtiéndoles sobre el riesgo que enfrentaría su reputación si ayudaban al gobierno de Maduro con financiamientos y adquisiciones de bonos.

Desde marzo, el presidente del Congreso y otros dirigentes opositores impulsaron una serie de protestas antigubernamentales que se extendieron por cuatro meses y que dejaron al menos 123 muertos, casi 2.000 heridos y unos 1.000 detenidos.

La oposición emprendió las acciones de protesta tras dos sentencias que dictó el Tribunal Supremo de Justicia en las que limitó la inmunidad de los diputados y asumió las competencias legislativas de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. Aunque las sentencias fueron revertidas, la crisis política que desataron aún persiste.

La Constituyente aprobó este mes un decreto en el que asumió las competencias legislativas del Congreso.

image beaconimage beaconimage beacon