Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Venezuela: Marchan por la libertad de presos políticos

logotipo de Associated PressAssociated Press 28/04/2017 Por FABIOLA SÁNCHEZ, Associated Press

LOS TEQUES, Venezuela (AP) — Miles de opositores al presidente Nicolás Maduro marcharon el viernes hasta las cercanías de la cárcel donde cumple condena el líder opositor Leopoldo López en una nueva jornada de protesta tras la decisión del gobierno de Venezuela de abandonar la OEA.

La manifestación buscaba llegar a la prisión militar de Ramo Verde ubicada en Los Teques, a unos 20 kilómetros al sur de Caracas, donde López purga una pena de casi 14 años por promover protestas en 2014. Vehículos blindados ligeros y agentes de la Guardia Nacional bloquearon el paso, por lo que la marcha concluyó a unos cuatro kilómetros de la cárcel militar.

Al grito de “¡Fuera Maduro!”, los manifestantes caminaron y portaron centenares de banderas venezolanas por sinuosos y empinados caminos rumbo a la cárcel, la cual amaneció custodiada por decenas de efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines y tanquetas.

Se registraron también movilizaciones en todo el país hacia los centros carcelarios donde están recluidos los que se consideran presos políticos del gobierno, cuyo número se estima en 178.

“Todos tenemos que resistir”, dijo a la prensa Lilian Tintori, esposa de López, en las cercanías del penal, al denunciar que las autoridades le impidieron el viernes visitar al dirigente, quien aseguró que está “aislado” desde hace un mes.

“Todo el tiempo que sea necesario nos mantendremos en las calles hasta que logremos revocar al régimen de Maduro”, afirmó Carmen Correa, una peluquera de 55 años, mientras caminaba por una vereda de una barriada pobre cercana a la cárcel de Ramo Verde.

“La situación de Leopoldo me da mucho dolor, así como la de otros presos políticos y jóvenes que han sido arrestados durante las protestas, pero pronto lograremos que todos salgan en libertad”, agregó.

La lista de opositores detenidos ha crecido durante las protestas callejeras del último mes en las que han sido apresadas más de 1.000 personas, de las cuales 65 permanecen bajo arresto y otras 217 están a la espera de ser presentadas en los tribunales.

La liberación de los presos políticos es una de las cuatro exigencias, además de las elecciones generales, la apertura de un canal de ayuda humanitaria y el respeto a la Asamblea Nacional contralada por la oposición, que han planteado los opositores como condición para cesar las manifestaciones.

Maduro acusó la víspera a sus adversarios de promover un golpe de Estado y defendió la decisión de salirse de la Organización de los Estados Americanos.

"No reconocemos ninguna reunión, ninguna decisión de la OEA que vulnere el derecho internacional... Somos libres de la OEA", afirmó el mandatario durante una concentración en Caracas.

Venezuela decidió retirarse de la organización, proceso que espera completar en dos años, tras una reunión del Consejo Permanente en la que se convocó a una reunión de cancilleres del continente para analizar la crisis venezolana.

Caracas notificó formalmente el viernes por escrito su intención de abandonar el organismo intercontinental.

La embajadora interina Carmen Velásquez entregó una carta al secretario general de la organización, Luis Almagro.

El artículo 143 de la Carta de la OEA estipula que cualquier Estado miembro podrá notificar por escrito al secretario general su intención de retirarse, y que transcurridos dos años dicho Estado quedará desligado después de haber cumplido con sus obligaciones.

La situación en el país sudamericano ha despertado preocupación en la comunidad internacional ante la violencia en las recientes protestas, en las cuales han muerto 29 personas y 437 han resultado heridas.

"Venezuela es un desastre", afirmó el presidente estadounidense Donald Trump la víspera.

Por su parte, el mandatario de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, expresó que el hecho de que Venezuela no participe del organismo hemisférico "no le resta obligaciones" en el respeto a los derechos humanos.

"Queremos más democracia, no menos; más respeto para los derechos humanos, queremos más respeto a la institucionalidad democrática de ese país. No me parece que la anunciada salida contribuya a ese propósito", dijo Solís a la prensa.

Las protestas comenzaron hace un mes luego de dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia, señalado de estar controlado por el gobierno, en las que asumió las competencias legislativas del Congreso y limitó la inmunidad de los diputados. Los dictámenes fueron revertidos, pero las manifestaciones contra el gobierno no han cesado.

La creciente tensión política se da en un contexto de profunda crisis económica caracterizada por una inflación de tres dígitos y una severa escasez de alimentos y medicinas que han golpeado la popularidad de Maduro, la cual ronda el 20%.

___

Fabiola Sánchez está en Twitter como: https://twitter.com/fisanchezn

___

La periodista Alba Tobella de The Associated Press colaboró con esta nota desde Bogotá, y Luis Alonso Lugo de la AP lo hizo desde Washington.

image beaconimage beaconimage beacon