Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Victoria republicana en Montana enfría esperanzas anti-Trump

logotipo de Associated PressAssociated Press 26/05/2017 Por BOBBY CAINA CALVAN y NICHOLAS RICCARDI, Associated Press

BOZEMAN, Montana, EE.UU. (AP) — Un empresario republicano ganó una elección especial en Montana y ahora representará al estado en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, a pesar de que en vísperas de la elección fue acusado de haber agredido a un reportero. La victoria ocurrió mientras los demócratas tenían esperanzas de un descontento creciente hacia los republicanos y el presidente Donald Trump.

Greg Gianforte, un empresario del sector tecnológico, se impuso el jueves al demócrata Rob Quist para continuar con las dos décadas de dominio republicano en el puesto en la cámara baja del país. Los demócratas esperaban que Quist, un músico que se presentaba por primera vez a unos comicios, pudiera sacar partido de la ola de activismo surgida tras la elección de noviembre en la que ganó Trump.

Con todo, la victoria de Gianforte _con una ventaja de seis puntos porcentuales_ palideció ante la arrasadora ventaja de 20 puntos porcentuales de Trump en Montana en las elecciones de noviembre, una señal de que los republicanos tendrán que trabajar duro para defender algunos de sus escaños más seguros y retener el control del Congreso.

Después de que fue declarado ganador el jueves por la noche, Gianforte se disculpó por haber atacado a un reportero que le preguntó por el proyecto del Partido Republicano para reformar la ley de salud.

"Anoche cometí un error e hice algo que no puedo borrar. No estoy orgulloso de lo ocurrido", dijo Gianforte a sus partidarios. "No debería haber respondido de la forma en la que lo hice y por eso lo siento".

Según testigos, el multimillonario republicano agarró el miércoles por el cuello al periodista Ben Jacobs, reportero del diario The Guardian, y lo derribó al suelo.

El republicano se apartó de los focos tras ser citado por la policía e ignoró los llamados realizados desde el Partido Republicano el jueves para que se disculpara con el periodista. Reapareció para celebrar su victoria en la noche electoral y dijo que asumía la responsabilidad por el incidente.

La polémica de último minuto irritó a los republicanos, que este año tienen por delante ajustadas elecciones en distritos electorales tradicionalmente republicanos en Kansas y Georgia.

___

Riccardi reportó desde Denver.

image beaconimage beaconimage beacon