Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vidal se centra en la "agenda social" de las zonas postergadas

logotipo de LA NACION LA NACION 30/08/2017

María Eugenia Vidal está contenta. "Al fin puede dedicarse a la gestión, que es lo que le gusta", dice un estrecho colaborador de la gobernadora bonaerense, que cumple por estos días una intensa agenda de inauguraciones, actos y reuniones vinculados con el eslogan de campaña de Cambiemos: "Hacer lo que hay que hacer".

Hoy, Vidal estará en Florencio Varela para inaugurar, junto al presidente Mauricio Macri, una filial de las que llama "casas de encuentro" (sus asesores le agregaron la palabra comunitario), en 15 de los municipios más poblados de la provincia.

"La idea es ocupar el territorio, allí donde nunca hubo nada, para que no se lo apropien los narcos o la política", repitió en las últimas horas la gobernadora, en referencia a las casas, fruto de acuerdos con organizaciones civiles y referentes sociales de cada distrito.

Después de muchas "horas mate" (como bautizó a las negociaciones el ministro provincial de Desarrollo Social, Santiago López Medrano) se formalizaron acuerdos con referentes religiosos, como los sacerdotes Miguel Hrymacz, de Florencio Varela; Rodrigo, de la Villa Carlos Gardel, y Gustavo Manrique, de José C. Paz. También hay en la lista acuerdos con referentes sociales, como Lalo Creus, de La Matanza, donde se instalaron dos de los ocho centros que están funcionando.

El proyecto apunta especialmente a niños y ancianos en situación precaria, y la ayuda comprende dar un espacio físico o reformar el que ya tienen (están previstos $ 35 millones hasta fin de año), jardines maternales y de infantes, talleres y cursos, actividades deportivas y culturales para jóvenes.

¿Y los intendentes del PJ no se quejan? "Algunos, como [Verónica] Magario, se quejan; otros, como [Julio] Pereyra, están entusiasmados. Los referentes tienen tanto prestigio que no se pueden oponer", razonan en la gobernación bonaerense. "No discriminamos por partido político, vamos donde nos necesitan", afirma López Medrano.

La idea de Vidal es tener funcionando 50 centros al final de su mandato, en el conurbano, Mar del Plata y Bahía Blanca. "Esto excede la elección, estos centros vinieron para quedarse", repitió la mandataria a sus colaboradores.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon