Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Visitas de Trump afectan negocios de pequeños aeropuertos

logotipo de Associated PressAssociated Press 08/08/2017 Por DAVID PORTER, Associated Press

READINGTON TOWNSHIP, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Aunque es temporada alta para los pequeños aeropuertos de Nueva Jersey utilizados por pilotos aficionados y empresarios, en estos días no les irá muy bien a los que estén situados cerca del campo de golf del presidente Donald Trump.

Trump está pasando 17 días en su residencia de Nueva Jersey, lo cual significa restricciones de vuelos en los aeropuertos vecinos.

En Solberg-Hunterdon, que tiene un promedio de 100 despegues y aterrizajes por día, unos pocos aviones estaban detenidos en la pista el lunes. Habitualmente serían entre 70 y 80, y pagarían el estacionamiento, el combustible y el tiempo de entrenamiento, dijo el propietario Thor Solberg.

“El 20% de nuestro negocio anual es afectado por las visitas del presidente en verano porque equivale al negocio que realizamos los fines de semana de verano”, acotó.

Los pequeños aeropuertos y negocios relacionados con la aviación cerca de las propiedades de Trump en Florida y Nueva Jersey han perdido cientos de miles de dólares en lo que va del año. Y no tienen otro recurso que apelar al Servicio Secreto, a cargo de la seguridad presidencial.

Eso no les sirvió a los dueños de un pequeño aeropuerto en Florida dentro de la zona de veda de vuelos en torno al resort Mar-a-Lago de Trump. En marzo, el Servicio Secreto dijo a los usuarios del Aeropuerto Lantana, 10 kilómetros (6 millas) al suroeste de Mar-a-Lago, que sus aviones no podrían despegar de allí. Las 28 empresas usuarias incluyen una escuela de vuelo y una que sobrevuela las playas con banderas de propaganda. Dicen que pierden miles de dólares en cada visita de Trump.

Jonathan Miller, el contratista que opera el aeropuerto, dijo a The Associated Press que una empresa de helicópteros optó por mudarse a otra parte para no sufrir los cierres del aeropuerto y se llevó consigo 440.000 dólares anuales en alquileres y compras de combustible.

Michelle Edwards, gerente de la escuela de vuelo Palm Beach Flight Training en Lantana, dijo que a mediados de año las visitas de Trump obligaron a clausurar el aeropuerto tres fines de semana seguidos con aviso de apenas dos días de anticipación.

“La primera pregunta de los clientes es, ‘¿podré entrenar aquí con tantas visitas del presidente Trump?’”, dijo Edwards. “Los clientes se van a otra parte o ni siquiera vienen aquí porque temen las visitas del presidente Trump”.

image beaconimage beaconimage beacon