Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Washington semiparalizado por tribulaciones de Trump

logotipo de Associated PressAssociated Press 07/06/2017 Por NANCY BENAC, Associated Press

WASHINGTON (AP) — Usted probablemente está al tanto de todo lo que está sucediendo en Washington. Pero también hay cosas que no están pasando. Muchas.

Las constantes revelaciones sobre las conexiones entre la campaña de Donald Trump y Rusia tienen en vilo la ciudad y han paralizado en parte el funcionamiento del gobierno.

Hay proyectos que han quedado en suspenso, iniciativas diplomáticas que se demoran, grupos de interés que no son escuchados. Designaciones que no se hacen.

“Esto me recuerda mucho los días de Mónica Lewinsky, en que todo prácticamente se detuvo”, cuenta Rich Galen, estratega republicano que trabajó para el líder de la cámara baja Newt Gingrich cuando el presidente Bill Clinton estaba siendo investigado por su relación con una pasante a fines de los años 90. “Ambos extremos de la Avenida Pensilvania están pendientes de eso y no parece haber apetito por resolver otros asuntos”, agregó Galen, aludiendo a la Casa Blanca y el Congreso.

El ejecutivo de relaciones públicas Jamie Horwitz, que dirige un equipo que programa eventos en el National Press Club, dijo en un correo electrónico que “no hay nada, absolutamente nada, de importancia” en ese club de prensa esta semana. En contraste, en esta época el año pasado, cuando la prensa cubría las campañas presidenciales y Barack Obama estaba en los últimos meses de su presidencia, hubo numerosas conferencias de prensa, desayunos, almuerzos y otros eventos importantes.

A Kristen Clarke, presidenta de la Comisión de Abogados por los Derechos Civiles Bajo la Ley, le gustaría ver que el país se enfoca más en las leyes de supresión de votos que dice están siendo aprobadas en todo el país. “Pero se le presta muy poca atención a estos asuntos vitales” a la luz de todo lo que está pasando con Rusia.

“Da la impresión de que la controversia en torno a Comey acapara buena parte de la atención”, agregó Clarke, refiriéndose a James Comey, el director del FBI despedido por Trump que declarará el jueves ante el Congreso.

El propio director de asuntos legislativos de Trump, Marc Short, admitió esta semana que la atención en la investigación de Rusia “afecta nuestra agenda legislativa”.

La ciudad, no obstante, no está paralizada.

Trump aceptó hablar ante religiosos conservadores el jueves, al mismo tiempo que Comey declarará ante el Congreso. Y la Casa Blanca lanzó propuestas sobre mejoras para la infraestructura del país.

En el Capitolio, el Senado prepara su propia versión del plan de salud que reemplazaría al de Obama. Y tanto el Senado como la Cámara de Representantes analizarán sanciones a Irán y regulaciones financieras cuando Comey hable ante la comisión de inteligencia del Senado.

Pero la investigación de Rusia sobrevuela todo.

El ex representante de Oklahoma Mickey Edwards dice que las revelaciones sobre las conexiones de la campaña de Trump con Rusia harán probablemente que muchos legisladores republicanos lo piensen dos veces antes de apoyar iniciativas de Trump como el plan de salud, cuya versión original fue archivada al no tener apoyo en el Congreso.

“Todos van a sentir algunos resquemores a la hora de apoyar la agenda de Trump porque nadie sabe lo que se viene”, dijo Edwards, un republicano que pasó 16 años en la cámara baja, de 1977 a 1992.

Trump, por otra parte, está muy retrasado en el nombramiento de funcionarios y, según Edwards, las investigaciones relacionadas con Rusia aumentan la presión sobre “un pequeño grupo de gente” que es la que maneja el gobierno.

“Es como una reunión familiar que trata de gobernar un país”, insistió. “No son capaces de hacerlo incluso sin la investigación de los rusos. Y con esto de Rusia, están totalmente distraídos”.

Una legislación sobre la vigilancia que pueden hacer los servicios de espionaje en el extranjero compite con la atención que genera la investigación de los rusos.

El senador Tim Kaine, demócrata, dijo que después de que la cámara baja aprobó su versión de un nuevo plan de salud, regresó a Washington el lunes siguiente convencido de que el Senado abordaría el tema.

“Pero el martes fue despedido Comey”, indicó Kaine. “Y desde entonces, al margen de los republicanos que trabajan a puertas cerradas buscando soluciones para el plan de salud que no requieran la participación de los demócratas, no hemos oído nada del asunto”.

En el Departamento de Estado, los interrogatorios constantes sobre una potencial conjura entre la campaña de Trump y Rusia complican los esfuerzos del gobierno por mejorar las relaciones con los rusos.

El secretario de estado Rex Tillerson reconoció el martes en Nueva Zelanda que Trump quiere que se enfoque en eso, pero que “las relaciones con Rusia están en un mal momento y se están deteriorando”.

El senador republicano John McCain dijo recientemente que la investigación de Rusia plantea “un reto a Washington, a la forma en que hacemos las cosas, un reto al bipartidismo y un reto a la efectividad de este nuevo presidente”.

El senador Marco Rubio, por su parte, opinó que todas las filtraciones en torno a Rusia hacen que al personal de la rama ejecutiva le cueste confiar en el otro. “Estás en una sala y no sabes si estas notas o estos comentarios van a ser publicados por un diario dentro de 48 horas”, señaló.

William Galston, de la Brookings Institution y quien trabajó en el gobierno de Clinton, dice que no hay que atribuir todos los problemas de Trump a la investigación de la conexión rusa pues “hay muchas cosas que no funcionan en la Casa Blanca independientemente” de los rusos.

“No iba a resultar fácil sacar nada de esto adelante incluso sin la distracción que representa la investigación de los rusos”, sostuvo.

Trump “no está en una posición cómoda desde el primer día”, acotó. “Recibió una mano mala y la jugó peor todavía”.

___

Los reporteros de la Associated Press Josh Lederman, Jill Colvin y Deb Riechmann colaboraron en este despacho.

___

Nancy Benac http://twitter.com/nbenac

image beaconimage beaconimage beacon