Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Wilson Severino, el hombre emocionado al que se le cumplirá otro sueño: vestir la camiseta de River

logotipo de LA NACION LA NACION 18/08/2017

Todos los lunes, varios ex jugadores de River disputan el Torneo Senior Oficial en la cancha auxiliar del Estadio Monumental. En este ámbito, glorias y destacados jugadores de la entidad, como Enzo Francescoli, Ariel Ortega, Hernán Díaz, Eduardo Coudet y Ariel Garcé, se enfrentan con los otros clubes y, de alguna forma, reviven su época profesional. Pero un factor alterará la coyuntura y le agregará un condimento: desde la próxima fecha, entre sus futbolistas estará Wilson Severino, el delantero -ya retirado- que el miércoles defendió los colores de Atlas frente al Millonario por la Copa Argentina, y que se emocionó al reconocer su fanatismo por ese club.

"Me invitaron a jugar con el Senior de River, que es algo que me tiene re emotivo. Me mandaron un mensaje. No sé dónde puede terminar mi vida", expresó a Radio Monk, Severino de 37 años. Tal invitación llega en un momento en el que el moreno se sentía más afuera de una cancha de fútbol que adentro. Sin embargo, que el club de sus amores lo haya invitado a participar lo llena de ilusión y lo incentiva para seguir en la actividad a otra escala.

Wilson, que durante su carrera defendió los colores de Atlas y había decidido alejarse de las canchas, nunca ocultó su fanatismo por River. Tanto es ese amor que siente por los Millonarios que cuando el destino encontró a ambos clubes en el fixturepor Copa Argentina, Severino pidió volver. Cuatro minutos le fueron suficientes para cumplir su sueño de enfrentar a sus ídolos, de sentirlos, de marcarlos. El resto es historia. Un recordadísimo tercer tiempo, camisetas y lágrimas que invadieron al jugador.

Ahora, el destino le volvió abrir una puerta: jugar con el club de sus amores. Y si bien todavía tiene que solucionar sus compromisos con Unión Ferroviaria, en el área de deportes, no dejará pasar la chance: moverse codo a codo con sus ídolos es su cuenta pendiente.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon