Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿El N° 1 entre los N° 1? La prensa mundial se rindió ante Roger Federer: "Tiene su lugar entre Ali y Jordan"

logotipo de LA NACION LA NACION 17/07/2017 Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

LONDRES (dpa).- La prensa mundial se rindió hoy ante el mito de Roger Federer y, tras la conquista de su octavo título en Wimbledon, varios medios colocaron su nombre a la altura de leyendas del deporte como Michael Jordan y Muhammad Ali. "Con su octavo Wimbledon, Federer despeja las últimas dudas sobre su lugar entre los grandes deportistas de la historia como Ali o Jordan", escribió el diario suizo "Tages-Anzeiger".

El diario "Blick", también suizo, consideró que Federer ya era "el rey" antes del octavo Wimbledon y afirmó que es cada vez más difícil encontrarle adjetivos. "Pero habrá que encontrarlos para Roger", afirmó. "No valoramos aún la dimensión de lo que significa su octavo Wimbledon. Los suizos simplemente deberíamos disfrutar este día".

Pero no sólo los medios suizos destacaron a su jugador. El británico "The Guardian" consideró que la gesta de Federer en Wimbledon, donde se convirtió en el hombre con más títulos individuales, "lo consolida como el mejor tenista de la historia". El "Daily Mirror" opinó en la misma línea. "Roger Federer es el más grande de todos los tiempos. Nadie se debería animar a apostar que no ganará un noveno Wimbledon".

"Divino", título el diario deportivo francés "L'Equipe" con una enorme imagen de Federer en portada. "Roger VIII", encabezó por su parte el italiano "La Gazzetta dello Sport". Para el diario español "La Vanguardia", así como Muhammad Ali fue elegido en su día mejor deportista del siglo XX, "17 años parecen más que suficientes para afirmar con rotundidad que Roger Federer será uno de los grandes candidatos a ser el mejor del siglo XXI".

La belleza de ser Roger Federer

En medios internacionales circuló además en los últimos días un artículo del escritor italiano Alessandro Baricco sobre "la belleza de ser Roger Federer" y el arte que genera el suizo en una cancha de tenis.

"La diferencia fundamental entre Roger Federer y los demás tenistas del planeta no es la que resulta más evidente, es decir, el hecho de que, a la larga, sea él quien gane. Eso es un corolario, tal vez una coincidencia, a menudo una consecuencia lógica. La verdadera diferencia entre él y los demás, como todo el mundo sabe, es que los otros juegan al tenis, mientras que él hace algo que tiene más que ver con la respiración, o con el vuelo de las aves migratorias, o con la fuerza renovada del viento en la mañana", expresó.

"Algo escrito desde hace tiempo "inevitable" en el curso de las cosas. Algo natural. Por accidente, Federer tiene una raqueta en la mano, pero, al verlo jugar, uno suele olvidarse de que eso es una raqueta y acaba por creer que es una especie de pinza que los humanos poseíamos en origen, y de la cual más tarde nos deshicimos porque salta a la vista que se consideró poco adecuada para la lucha por la supervivencia. Nos deshicimos todos excepto él, que, por razones oscuras (el carácter aislacionista de Suiza debe de tener que ver con ello), salió indemne de siglos de mutación genética", agregó.

"Muchas cosas dejan de morir un instante cada vez que Federer lanza un revés paralelo. Estoy seguro. También aparecen muchas cosas de la nada: trozos de pista que no había; saltos de tiempo que no conocías; ángulos que no figuraban en ninguna geometría", escribió Baricco. "Esto es algo que adoro de los grandes, de los verdaderamente grandes".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon