Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Luis Scola, el embajador de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018: "En la escuela me cargaban por ser alto"

logotipo de LA NACION LA NACION 17/07/2017 Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

(DyN). - Rodeado por unos trescientos chicos, Luis Scola fue oficialmente declarado embajador de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, celebró la posibilidad cultural que significa poder jugar y vivir en China y auguró un buen futuro para el básquetbol argentino. "Me siento honrado de ser Embajador de los Juegos Olímpicos de la Juventud, especialmente en mi ciudad natal. Estar aquí y ver la emoción de todos los niños es sólo un sabor de lo que está por venir", sostuvo Scola en el club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque, donde brindó una clínica.

Distendido, el jugador les habló a esos 300 chicos que lo rodeaban y escuchaban: "En la escuela me cargaban por ser alto, la pasé mal muchos años. En el básquet me di cuenta de que eran todos como yo y lo superé", les contó.

Scola, campeón olímpico en Atenas 2004 integrando la llama Generación Dorada, dejó de jugar en la NBA y se irá a China para sumarse al Shanxi Brave Dragons. "Es una oportunidad que está muy relacionada a una decisión de vida, a una decisión cultural y encima me va a dar la oportunidad de seguir jugando al básquetbol, porque sigo teniendo ganas de hacerlo", sostuvo.

El Comité Olímpico Internacional (COI) eligió a Scola como embajador de los Juegos de la Juventud que se desarrollarán en octubre del año próximo en Buenos Aires, lugar de nacimiento del ala pivote.

En Gimnasia y Esgrima del Villa del Parque (GEVP) Scola dio una clínica de básquetbol 3x3, la especialidad de los Juegos de la Juventud. Scola insistió con destacar la singularidad de los logros de la Generación Dorada y que "es muy difícil" esperar que se repita. "No es normal jugar al máximo nivel durante diez años seguidos", explicó.

Scola propone claramente avanzar con "un buen plan" con la "buena materia prima que hay" y jugar sin pensar exclusivamente en en obtener medallas. "Si pensamos así nos va a ir muy bien", sostuvo.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon