Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Por 15 o 30 minutos" no cayó Notre Dame

La catedral de Notre Dame estuvo a 15 o 30 minutos de su completa destrucción, evitada por los bomberos que batallaron contra las llamas, según han confirmado las autoridades. 500 miembros de la brigada antiincendios de París se jugaron la vida al quedarse dentro del edificio para crear una barrera de agua entre el fuego y las dos torres de la fachada oeste, donde se situan las campanas, que de haber caído, podrían haberse llevado consigo las torres. Según el jefe adjunto de la brigada de bomberos, Philippe Demay: "en cuanto a las dos torres y el campanario, si no hubiesemos puesto en funcionamiento nuestros medios más potentes, seis cañones de agua, tenemos la certeza de que las torres habrían desparecido. Como hemos podido colocar bien los cañones de agua y todo ha funcionado, pudimos salvar las torres". Según la bombera, Miryam Chudzinski: "no sabíamos que esperar porque desde abajo no veíamos bien, sabíamos que el techo se quemaba, pero no sabíamos con qué intensidad. Nos dimos cuenta cuando pudimos subir... Es algo muy dramático. Hacía mucho calor y teníamos que retroceder. Se estaba propagando muy rápido". Otro heroe logró salvar una de las reliquias más preciadas de Notre Dame, la corona de espinas , que, según los creyentes, fue colocada en la cabeza de Jesucristo antes de su crucifixión . Jean-Marc Fournier, capellán de la brigada de bomberos de París afirma: "en cuanto tuvimos permiso, entramos a la catedral. Vimos que otro equipo ya estaba ahí, habían accedido a la reliquía. Habían encontrado a un intendente con el código para acceder y que sacó la corona. El objetivo era preservar esta reliquia extraordinaria. Es patrimonio mundial". Los bomberos lograron estinguir el fuego quince horas después de que el incendio se declarase... Salvaron la catedral por una cuestión de entre 15 y 30 minutos.
image beaconimage beaconimage beacon