Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estudio constata mejor respuesta en dietas bajas en azúcares que en grasas

EFE EFE 04-07-2014 EFE

Estudio constata mejor respuesta en dietas bajas en azúcares que en grasas

Washington, 26 jun (EFE).- Un estudio publicado hoy muestra que someterse a dietas bajas en grasas puede entrañar riesgo y no es tan productivo a la hora de perder peso como las dietas de bajo índice glucémico, independientemente del número de calorías.

"Hemos encontrado que en contra del dogma nutricional dominante, todas las calorías no son iguales", indicó David Ludwig, uno de los responsables del estudio llevado a cabo por investigadores de un hospital de Boston y publicado hoy en el Journal of American Medical Association.

El estudio halló que las dietas que reducen el aumento de azúcar en la sangre, tanto dietas de bajo índice glicémico como bajas en carbohidratos, son mucho más efectivas a la hora de mantener la pérdidas de peso, por su mejor respuesta hormonal y metabólica.

"Pese a que tradicionalmente la Asociación del Corazón del gobierno estadounidense ha recomendado dietas bajas en grasas, éstas reducen la velocidad con la que las personas queman calorías, generan un patrón peligroso en lípidos y resistencia a la insulina", señalan las conclusiones de la investigación.

Por estas razones, argumentan, las personas que han perdido kilos con dietas bajas en grasas tienden a volver a ganar peso más rápido que las que han seguido dietas de bajo índice glucémico o en carbohidratos.

No obstante, las dietas de bajo índice glucémico son las más recomendables, normalmente vinculadas a la alimentación mediterránea (ricas en legumbres, vegetales, cereales y grasas saludables), ya que se digieren lentamente y ayudan a mantener los niveles de azúcar y hormonas estables tras la comida.

En lo referente a las dietas bajas en carbohidratos el estudio encontró un aumento de los niveles de proteínas C-reactiva, que puede aumentar el riesgo de enfermedades coronarias, además considera que las dietas de bajo índice glucémico son más fáciles de seguir al no eliminar ninguna categoría completa de alimentos.

El estudio se realizó con 21 pacientes obesos, con edades comprendidas entre los 18 y 40 años, que perdieron hasta un 15 por ciento de su peso y fueron sometidos a los tres tipos diferentes de dieta con el mismo número de calorías.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon