Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

LaFerrari, atracción del Salón de Ginebra

EFE EFE 04-07-2014 EFE

LaFerrari, atracción del Salón de Ginebra

Ginebra, 8 mar (EFE).- Ferrari se ha convertido en una de las grandes atracciones de la 83 edición del Salón del Automóvil de Ginebra con su última creación, un modelo que sido bautizado como LaFerrari, que sólo será propiedad de 499 compradores, aunque son 700 los candidatos a su posesión.

La marca del Cavallino Rampante ha traslado a LaFerrari la pasión, la tecnología, la exclusividad de la marca, el estilo visionario y la emoción de conducción. Luca di Montezemolo asegura que "es la máxima expresión de lo que define a nuestra empresa".

LaFerrari es un coche de un millón de euros, impuestos aparte, que está destinado a los coleccionistas que incluye soluciones avanzadas que Ferrari incorporará al resto de la gama.

El fabricante explica que LaFerrari ha sido una oportunidad para experimentar con todas las soluciones tecnológicas que posteriormente se llevan hacia abajo sobre los coches de producción, como es el caso de su sistema de propulsión híbrido que usa el KERS de la escudería de F1.

El sistema está formado por un motor de doce cilindros de 6.2 litros que entrega 800 caballos de potencia, al que están acoplados motores eléctricos de 120 kW (163 caballos, alimentados por un paquete de baterías, lo que supone una salida combinada de 963 caballos.

LaFerrari emite 330 gramos de CO2 por kilómetro, una cifra elevada pero al tiempo muy baja teniendo en cuenta su potencia, que puede llegar a los 220 gramos si se combina la conducción cien por cien eléctrica, una posibilidad con varios kilómetros de autonomía.

En conjunto el coche ofrece un rendimiento que se cifra en una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y de 0 a 200 km/h en menos de 7 segundos,

El súper deportivo está fabricado en cuatro diferentes tipos de fibra de carbono trabajada a mano, con los mismos métodos de producción de Fórmula Uno.

En el interior el asiento es fijo y adaptado al conductor, mientras el sistema de pedales y el volante son ajustables. El puesto de conducción es similar a la de un monoplaza y fue diseñado tras consultar a Fernando Alonso y Felipe Massa, quienes han intervenido en todo el proceso de desarrollo.

El aspecto más innovador de la LaFerrari es la integración de sus elementos aerodinámicos activos y el sistema híbrido con los otros sistemas de control dinámicos a bordo, lo que significa que el coche responde de forma inteligente a las acciones del conductor.

LaFerrari le disputa el protagonismo en el Salón de Ginebra a un puñado de súper deportivos, entre los que destacan el McLaren P1, otro híbrido de un millón de euros y al Lamborghini Veneno, un ejemplar del que sólo serán fabricadas tres unidades a un precio de tres millones de euros, impuesto aparte.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon