Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mitsubishi Motors alerta de fallos en baterías fabricadas junto con GS Yuasa

EFE EFE 04-07-2014 EFE

Tokio, 28 mar (EFE).- El fabricante de vehículos japonés Mitsubishi Motors ha informado de dos averías en baterías de sus vehículos eléctricos producidas junto a GS Yuasa, empresa que fabrica los acumuladores que han sufrido problemas en los aviones Boeing 787.

Las dos baterías han sido fabricadas por Lithium Energy Japan, una empresa de riesgo compartido establecida por GS Yuasa, Mitsubishi Corporation y Mitsubishi Motors.

Por ello, Mitsubishi Motors acumulaba hoy una pérdida del 4,9 % y GS Yuasa se había desplomado un 12,5 %, al descanso de la negociación en la Bolsa de Tokio.

GS Yuasa fabrica por su parte, y según un modelo de la empresa francesa Thales, las baterías de ion-litio de los 787 Dreamliner de Boeing que registraron varios fallos y que por ello han forzado la suspensión temporal desde el pasado enero de las operaciones con estos aviones.

Este problema supondrá pérdidas millonarias a Boeing y a las aerolíneas que poseen el Dreamliner.

Mitsubishi Motors explicó en un comunicado que un primer incidente con las baterías de Lithium Energy Japan se registró el pasado 20 de marzo en la prefectura japonesa de Kanagawa (centro).

Después de que la batería de ion-litio de un PHEV Outlander (todoterreno híbrido a la venta desde enero en Japón) fuera recargada por un distribuidor autorizado, uno de los empleados del concesionario descubrió, alertado por un olor extraño, que la cubierta de la batería se había fundido.

Mitsubishi Motors dijo que una sustancia extraña pudo haber entrado dentro de la batería durante el proceso de fabricación.

Esta batería permite al vehículo recorrer hasta 60 kilómetros sin gasolina si se realiza una carga completa.

Los pedidos para el PHEV Outlander en Japón, que actualmente están en torno a las 7.500 unidades, han superado el objetivo inicial de la empresa.

El segundo incidente tuvo lugar el 18 de marzo en su planta de Mizushima, Okayama (oeste), donde una batería que debía ser instalada en un coche eléctrico i-MiEV, lanzado al mercado en 2009, se sobrecalentó durante una prueba en una sala de inspección y finalmente prendió fuego.

"Aunque la causa aún no se ha determinado por completo, una posibilidad reside en un cambio introducido por parte del proveedor en el proceso de fabricación de la batería, que podría provocar defectos en la misma" indicó en el comunicado Mitsubishi Motors, que indicó que seguirá investigando los incidentes. EFE

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon