Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Suzuki Swift 1.2L VVT GLX - 1.6L VVT Sport, a la medida de las circunstancias

EFE EFE 04-07-2014 EFE

Suzuki Swift 1.2L VVT GLX - 1.6L VVT Sport, a la medida de las circunstancias

Madrid, 23 (EFE).- La crisis está imponiendo circunstancias desfavorables para la compra de automóviles, al menos con la "alegría" de épocas pasadas, ante las que los fabricantes están adecuándose a marchas forzadas, salvo aquellos que por principio se mueven en el mercado de lo razonable y a medida de las circunstancias.

Suzuki es una de las salvedades de la industria que tiene ajustado su catálogo a la racionalidad que impone el mercado y con productos de calidad alemana, aunque el diseño, convergiendo en los últimos tiempos con los criterios estilísticos europeos, tiene rasgos claramente asiáticos.

El Swift es un ejemplo de esa racionalidad y atiende a distintas necesidades de un segmento que está muy poblado de competidores, entre los que se sitúa sin complejos desde el punto de vista económico, porque desde el cualitativo el modelo compite con lo mejor de su clase.

A los Swift de Suzuki se les puede sacar pocos defectos, pero uno destaca por encima de todos, ya que el maletero sólo es suficiente ante la demanda de espacio, al menos de un tipo de comprador que por por las circunstancias se ve obligado a bajar un escalón de segmento o, simplemente, a optar por los utilitarios.

Las dos versiones probadas cubren un amplio espectro de clientes de este tipo de coches, el Sport para vivir sensaciones de conducción tonificantes para quien le gusta la competición y el 1.2 para todo uso, incluidos los largos viajes, siempre y cuando no se tengan grandes necesidades de espacio.

Aunque le es difícil competir entre los de potencia de 150 caballos, el Sport ofrece lo suficiente para experimentar lo que vive un piloto de la Copa Suzuki de Rallys porque de él deriva el utilizado en la competición. Salvo los elementos de seguridad y algunos detalles más, como suspensiones y frenos, es prácticamente idéntico.

El Sport es la cima de la familia Swift y es una entrega mejorada sobre su antecesor en deportividad dinámica, porque sube peldaños en agilidad y potencia; consumo, a pesar de sus carácter, y equipamiento.

El Swift Sport, como el resto de la familia, ha crecido en esta nueva entrega, ya con unos meses en el mercado. La versión Sport ha crecido 12 centímetros, hasta alcanzar los 3,89 metros, mientras la distancia ejes, determinante en el nuevo comportamiento dinámico, es 5 centímetros mayor. En el Swift convencional el largo aumenta 9 centímetros y la distancia entre ejes, 2,4 centímetros

El Swift es un europeo fabricado en la planta de producción de Esztergom, en Hungría, que muestra, para sintonizar con el exigente cliente del Continente, un contorno delantero más anguloso, con una parrilla más grande y una mejor solución estética en la parte trasera que crea una mayor presencia del coche sobre el asfalto.

Las luces traseras tienen un nuevo diseño cilíndrico, y los dos tubos de escape y un difusor metálico, propician ese toque más agresivo. El nuevo diseño del portón contribuye a dar la sensación de un mayor volumen.

En la silueta las llantas de 17 pulgadas y el bajo perfil marcan el estilo deportivo del coche, así como el pintado en negro de los pilares A y B.

Los faldones delantero y trasero, así como el un spoiler de techo integrado, marcan la diferencia del Sport con el resto de la gama, además de una menor altura libre al suelo.

En el interior, las diferencias están definidas, sobre todo, por los asientos deportivos, contorneados, que recogen con la suficiente eficacia lateral para aguantar una conducción extrema en curvas.

Pespuntes en rojo en los asientos, el volante y la palanca de cambios da el aspecto deportivo diferenciador, completado con algunos detalles como los pedales de acero inoxidable y los relojes, con los embellecedores de metal más anchos.

El chasis ha mejorado los índices de rigidez trasera en un 15 % en relación al Swift normal y un 30 % la delantera, de forma que con estos valores se disminuye en un 15 % la inclinación en las curvas

La suspensión delantera y la dirección fueron modificadas para mejorar su respuesta a los cambios en dirección y estabilidad en las curvas, también se han ajustado muelles adicionales en las suspensiones delanteras.

Con estos cambios, el mejor terreno del Swift Sport es el sinuoso. Las curvas le sientan bien. Se desenvuelve en ellas con una rapidez y una eficacia que poco coches deportivos consiguen. El desfallecimiento se da entre curva y curva, porque la potencia es la que es, limitada, pero no empaña la elevada velocidad de paso por curva.

El Sport está equipado con el motor atmosférico 1.6 ya conocido de Suzuki, pero mejorado en 11 caballos en 12 Nm de par y en consumo, porque el oficial ha pasado de 7 a 6,4, una cifra poco real, pero muy próxima a la logrado durante la prueba dinámica, en torno a los 7,5 litros con una conducción poco cuidadosa.

La mejora del rendimiento del motor ha sido lograda a través de una mejor eficiencia de los cilindros y un mayor empuje de las válvulas. El sistema de admisión variable y la distribución variable de la admisión también aseguran una mejor toma del aire, contribuyen a una mejor respiración del motor y a esa reducción del consumo.

La versión contrastada en este prueba equipa un nuevo motor 1.2 litros VVT, con 94 CV agradables, ya que se trata de una planta de suave y silencioso rendimiento, como es característico en los motores de Suzuki.

El consumo declarado en este caso es de 5 litros de promedio, también irreal, porque la media final es alrededor de entre un 15 o un 20 % superior.

Ambs motores son atmosféricos y como tales ofrecen lo mejor a partir de las 4.000 vueltas en el caso del 1.6 y de caso 5.000 en el 1.2, evidentemente más perezoso.

Para encontrar el carácter del Sport hay que girar el motor muy alto y no bajar el ritmo para no perder la eficiencia dinámica. El motor ruge con unas tonalidades que a buen seguro gustan a los aficionados a este tipo de coches,la antítesis de las respuestas sonoras del 1.2, que es todo un ejemplo de confort acústico.

En el 1.6 la administración del motor está a cargo de una caja de cambios de seis relaciones bien escalonadas, aunque en algunos trances se echa de menos una relación un poco más cerrada para evitar las pérdidas a partir de la tercera velocidad.

En el 1.2 la transmisión es de cinco relaciones, bien escalonadas. Se echa de menos en carretera una sexta velocidad que alivie el ritmo del motor cuando se circula a velocidades de crucero.

La buenas carreteras, con curvas de amplio giro, son el mejor escenario para esta versión motriz, en relación opuesta al Sport. El ajuste de la suspensión no es tan radical como en la arquitectura deportiva.

La mayo tranquilidad de este motor, lo cual no quiere decir que no cumpla brillantemente con su función y las expectativas puestas en una versión que ha de servir para todo, tiene su reflejo en el ambiente interior, sobrio, equilibrado, con materiales de calidad que irradian un aspecto que pocos coches son capaces de mostrar, y buenos acabados. El confort visual es notable, al nivel del confort ergonómico, un aspecto en el que ofrece una configuración que admite a una gran variedad de tipología de conductores, que se sientan frente a un cuadro instrumentos de fácil lectura.

Este nuevo Swift es un salto cualitativo en el equipamiento interior para afrontar la dura competencia de los últimos compactos lanzados últimamente por el resto de marcas.

Los dos Swinft disponen de serie de la ayuda electrónica del ESP, menos intrusivo en el Sport, un sistema que controla las pérdidas de adherencia mediante la gestión de los frenos y el motor.

El Sport, a pesar de su mayor carácter, afronta la utilización diaria con un buen comportamiento, aunque no tan suave como el 1.2. La sequedad de la suspensión del deportivo puede ser un gran inconveniente a la hora de optar por esta compra.

Sin embargo el 1.2 es muy confortable y se mueve entre el complicado tráfico urbano con soltura. Gira mucho y la arquitectura contenida favorece el aparcamiento urbano

En carretera, la eficacia superior en el Sport, aunque en términos de confort la suspensión incide el ajuste más duro del Swift al igual que la acústica, pudiendo convertir un viaje largo en una experiencia mucho más incómoda que la que puede experimentarse en el convencional.

En curva, el Sport es netamente superior, pero el 1,2 resuelve sin problemas cualquier situación. Los dos se inscriben en la curva con mucha facilidad. El tren delantero rehusará a velocidad excesiva, pero una vez metido en la trazada guiará con mucha rapidez al trasero que se coloca en su sitio sin un mal gesto.

Las sensaciones en conducción rápida son las más parecidas a las experimentadas a bordo de un Mini de BMW, del que siempre se dice que es un kart por su apego al dibujo de la curva.

El Swift tiene una difícil posición en el mercado, primero por tener frente a sí a una legión de competidores, y, luego, porque Suzuki es una pequeña marca sin el potencial publicitario de los grandes constructores, que colocan mejor su producto por este medio.

Este pequeño utilitario tiene, en precio, una posición interesante, muy competitiva, con la que debería estar en mejor posición en el ránking de ventas del segmento.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

1.6L VVT 1.2L VVT

-------- --------

Longitud 3,850 m.

Anchura 1,695 m.

Altura 1,510 m.

Distancia entre ejes 2,430 m.

Ancho de vía delantera 1,480 m.

Ancho de vía trasera 1,485 m.

Chasis Acero

Peso 945-1.005 1.045 kg.

Coeficiente aerodinámico N.D.

Capacidad depósito 42 l.

Capacidad maletero 211 l.

Posición del motor Delantero transversal

Cilindros 4 en línea (16 válvulas)

Cilindrada 1.242 c.c. - 1.586 c.c.

Alimentación Inyección multipunto

Potencia 1.2L VVT 95 CV a 6.000 rpm

Par máximo 1.2L VVT 118 Nm a 4.800 rpm

Transmisión 1.2l VVT Manual de 5 velocidades

Potencia 1.6 Sport 136 CV a 4.400 rpm

Par máximo 1.6 Sport 160 Nm a 4.000 rpm

Transmisión 1.6 Sport Manual de 6 velocidades

Velocidad máxima 165 km/h 195 km/h

Aceleración 0-100 12,3 s. 8,7 s.

Emisiones CO2 116 g/km 147 g/km

Impuesto de matriculación Exento 4,75 %

Consumo mixto 4 l. 6,4 l.

Dirección Servoasistida de cremallera

y piñón

Diámetro de giro 10,4 m. N.D.

Frenos delanteros Discos ventilados

Frenos traseros Discos sólidos

Suspensión delantera McPherson, tirante y muelle

helicoidal

Suspensión trasera Barra de torsión

y muelle helicoidal

Tracción Delantera

Neumáticos 1.2L VVT 185/55 R 16

Neumáticos 1.6L VVT 195/45 R 17

Precios 17.150 13.530 euros

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Potencia PVP

-----------------------------------------------------------------

Gasolina

--------

Swift 5p 1.2 VVT GL 1.242 c.c. 94 CV 11.280

Swift 5p 1.2 VVT GL+ 1.242 c.c. 94 CV 11.930

Swift 5p 1.2 VVT GLX Sart/Stop 1.242 c.c. 94 CV 13.880

Swift 5p 1.2 VVT GLX SR 1.242 c.c. 94 CV 14.080

Swift 5p 1.2 VVT 4x4 GL+ 1.242 c.c. 94 CV 14.730

Swift 5p 1.2 VVT GLX Aut. 1.242 c.c. 94 CV 15.080

Diesel

------

Swift 5p 1.3 DDiS GL+ 1.248 c.c. 75 CV 13 980

Swift 1.3 DDiS GLX 1.248 c.c. 75 CV 15.080

Swift 5p 1.3 DDiS GLX SR 1.258 c.c. 75 CV 15.580

COMPETENCIA

-----------

Modelo Cilindrada Potencia PVP

-----------------------------------------------------------------

A. Romeo MiTo 1.4T MJet Disnt. 1.368 c.c. 135 CV 19.215

Audi A1 1.4 TFSI Ambition 1.390 c.c. 122 CV 21.460

Audi A1 Sportback 1.2 TFSI Ambit. 1.197 c.c. 86 CV 19.250

Chevrolet Aveo 1.4 LT+ 5p 1.398 c.c. 100 CV 13.050

Citroën C3 1.4 VTi Collection 1.397 c.c. 95 CV 13.700

Citroën DS3 1.4 VTi Design 1.397 c.c. 95 CV 15.610

Citroeën DS3 1.6 THP 1.598 c.c. 155 CV 20.540

Fiat Punto 0.9 TwinAir 5p 875 c.c. 85 CV 15.100

Ford Fiesta 1.25 Titanium 1.242 c.c. 82 CV 16.250

Ford Fiesta 1.6 Ti-VCT Sport Match 1.596 c.c. 133 CV 18.80

Hyundai i20 1.4 GL Comfort 1.396 c.c. 100 CV 14.360

KIA Rio 1.2 CVVT Drive 5p 1.397 c.c. 86 CV 10.365

Lancia Ypsilon 0.9 PLatimum 875 c.c. 85 CV 17.000

Mazda2 1.5 Sportive 5p 1.498 c.c. 102 CV 15.050

MINI One 1.397 c.c. 98 CV 16.900

MINI 1.6 Cooper 1.598 c.c. 122 CV 19.000

Nissan Micra 1.2 DIG-S T.Premium 1.198 c.c. 98 CV 15.350

Opel Corsa 1.2i C'Mon 5p 1.229 c.c. 85 CV 14.835

Peugeot 208 1.2 VTio Allure 1.199 c.c. 82 CV 15.600

Peugeot 208 1.6 THP Allure 1.598 c.c. 155 CV 18.100

Renault Clio 1.2 TCE Dynam. 5p 1.149 c.c. 155 CV 12.645

Seat Ibiza 1.4 Style 5p 1.390 c.c. 85 CV 16.030

Seat Ibiza SCm FR 1.4 TSI 1.390 c.c. 150 CV 19.360

Skoda Fabia 1.2 TSI Elegance 1.198 c.c. 85 CV 12.210

TATA Indica 1.4 MPFi LX 1.405 c.c. 85 CV 8.553

Toyota Yaris Active 5p 1.329 c.c. 99 CV 15.500

VW Polo 1.4 Advance 5p 1.390 c.c. 85 CV 15.360

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon