Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

UNECE aprueba tres importantes reglamentos de seguridad para vehículos

EFE EFE 04-07-2014 EFE

Ginebra, 14 nov (EFE).- La Comisión Económica de Naciones Unidas para Europa (UNECE) aprobó hoy tres nuevos reglamentos de seguridad para los vehículos de motor, que entrarán en vigor a mediados de 2013, destinados a incrementar la seguridad de los pasajeros.

Las nuevas medidas, aprobadas en el marco del Foro Mundial para la Armonización de Reglamentos de Vehículos, son el Sistema de Aviso de Salida del Carril (LDWS), el Sistema de Sujeción de Niños (CRS) y el Sistema Avanzado de Frenado de Emergencia (AEBS).

El LDWS está diseñado para avisar a los conductores, mediante una alerta óptica, acústica o táctil, de una desviación involuntaria de la dirección del vehículo que le saca de los límites de su carril, debido a errores del conductor, distracciones o somnolencia.

El sistema deberá instalarse en todos los coches nuevos y en los camiones ligeros, de acuerdo con la nueva normativa.

El CRS tiene como objetivo principal crear un asiento con anclaje para los niños similar al de los adultos para proteger al menor al máximo en la eventualidad de un impacto del vehículo o de una brusca desaceleración del mismo, limitando la movilidad de su cuerpo.

Este sistema establece la simplificación de la clasificación del tipo de asientos bajo la denominación "i-Size", basándose en la estatura del niño y no en la edad, y la introducción de una evaluación de impactos laterales que debe conducir a una mejor protección de la cabeza, especialmente de los bebés.

Asimismo, se extiende la obligación de llevar a los niños en el sentido contrario de la marcha hasta los 15 meses, en lugar de los 9 meses actuales, y se introduce un punto de apoyo que conecta la silla del niño con el vehículo para que el asiento esté en una posición segura en cualquier tipo de condiciones de conducción.

En cuanto al AEBS, destinado a camiones y autobuses, se emplearán sensores para medir la proximidad del vehículo precedente y para detectar situaciones en las que la velocidad relativa y la distancia entre dos vehículos sugieran la posibilidad de una colisión.

El sistema avisa al conductor y activa el sistema de frenado del vehículo para reducir la velocidad con el objetivo de evitar o mitigar la gravedad de un choque en la eventualidad de que el conductor no responda a la alerta automática.

La Unión Europea ya ha anunciado que los sistemas AEBS serán obligatorios para los nuevos autobuses y los nuevos vehículos pesados de transporte a partir de 2013, y que utilizará el reglamento de UNECE como base para la aprobación de los mismos.

Según una evaluación de la Comisión Europea, la aplicación obligatoria de estos tres sistemas podría salvar anualmente 5.000 vidas y evitar 35.000 heridos graves en los 27 países de la UE.

Un total de 30.900 personas murieron y 1,4 millones resultaron heridas en accidentes de tráfico en 2010 en la UE, de acuerdo a Bruselas.

En el ámbito mundial, donde circulan 1.000 millones de vehículos, el número de fallecidos en las carreteras es de 1,3 millones anuales y el de heridos de 50 millones, según la UNECE. EFE

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon