Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Volkswagen amplía la llamada a revisión en China a 3.863 coches más

EFE EFE 04-07-2014 EFE

Volkswagen amplía la llamada a revisión en China a 3.863 coches más

Shanghái (China), 5 jul (EFE).- La multinacional automovilística alemana Volkswagen, la primera en entrar en el mercado chino, en 1984, ha ampliado su llamada a revisión de este año en el país oriental a 3.863 vehículos más, por un problema con la caja de cambios por el que ya había retirado ya 384.181 coches en China.

Según recoge hoy el diario oficial "Shanghai Daily", a aquella retirada anterior, anunciada en marzo y llevada a cabo desde abril pasado, es necesario sumar ahora esos 3.863 coches importados a China por dos de sus filiales en el gigante asiático.

Se trata de coches de los modelos y marcas Scirocco 1.4TSI, Golf Variant, Cross Golf, Audi A1 1.4T y Audi A3 1.4T y 1.8T, según la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena, que pidió a Volkswagen ampliar esa llamada a revisión, para la reparación gratuita del problema, también a esos vehículos.

Este organismo estatal chino solicitó a la multinacional alemana que revisara la calidad de sus vehículos después de que el pasado 15 de marzo un programa de la Televisión Central de China ("CCTV") denunciara un problema con la caja de cambio automática (DGS, en su denominación original en alemán) de sus automóviles.

Este sistema es una caja de cambios de control electrónico que se utiliza en muchos de los modelos más populares de Volkswagen y que, según la "CCTV", en ocasiones produce un ruido extraño al cambiar de marcha seguido de una pérdida repentina de la velocidad de aceleración, lo que puede crear un riesgo potencial en carretera.

En mayo de 2012 Volkswagen detectó el problema y ofreció una revisión voluntaria y una garantía de reparación a todos sus clientes que lo detectaran en sus vehículos con hasta 10 años o 160.000 kilómetros de uso, pero no lo reconoció formalmente como un fallo de seguridad como tendrá que hacerlo ahora.

El pasado 1 de enero entraron en vigor en China nuevas normas de control de la calidad de los vehículos más estrictas que hasta la fecha.

La nueva normativa permite a las autoridades chinas multar e investigar a los fabricantes de automóviles en el país que, en caso de detectarse defectos en sus vehículos, no los retiren del mercado para corregir el problema con rapidez.

En 2012 hubo en total 113 casos de retiradas eventuales de vehículos en toda China, lo que implicó a cerca de 3,2 millones de modelos defectuosos, un 75 por ciento más que en 2011.

Las ventas de Volkswagen en China aumentaron un 24,5 por ciento en 2012, hasta superar los 2,81 millones de unidades, mientras en comparación las ventas de vehículos en general aumentaron un 4,33 por ciento en el país asiático durante el año pasado, con 19,31 millones de nuevos vehículos en las carreteras chinas.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon