Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La nueva 'farsa' de McGregor en boxeo: ante otro excampeón que quiere jubilación de oro

logotipo de El Confidencial El Confidencial 17-10-2017 José María Stampa Jost
McGregor y Mayweather en un momento de la pelea. (Foto: Twitter @TheNotoriousMMA) © Externa McGregor y Mayweather en un momento de la pelea. (Foto: Twitter @TheNotoriousMMA)

El mediático luchador de UFC, Conor ‘The Notorious’ McGregor puede volver a subirse al ring para disputar su segundo combate de boxeo, tras su derrota por KO técnico ante Floyd Mayweather. El excampeón del mundo, Paulie ‘Magic Man’ Malignaggi, sparring de McGregor para el combate de los 1.000 millones, ha confirmado que sus equipos ya están en negociaciones para cerrar fecha.

La historia de este enfrentamiento se remonta a la preparación del combate de McGregor con Mayweather. El luchador irlandés invitó a Malignaggi a su campo de entrenamiento para ayudarle a preparar su combate ante Mayweather. El boxeador aceptó la invitación para “hacer unos asaltos de sparring”. La sorpresa al llegar fue que iban a hacer 12 asaltos simulando un combate real bajo las órdenes mítico árbitro ya retirado Joe Cortez. Pero esto no fue todo, también se publicaron imágenes de la sesión de sparring, destacando una en la que parecía que McGregor había noqueado a Malignaggi. La regla no escrita de los sparring dice que lo que pasa en el gimnasio, se queda en el gimnasio. Ni se habla, ni se publica nada sobre estas sesiones. Malignaggi decidió abandonar el campo de entrenamiento mostrando públicamente su enfado: “Si se atreve, que enseñe el vídeo de los 12 asaltos”.

Si "este chico no tiene huevos..."

Desde este momento, los enfrentamientos verbales entre los dos han sido numerosos. Malignaggi, consciente de que esto es una oportunidad única para retirase con una jugosa bolsa, ha retado en varias ocasiones a McGregor. El boxeador, que está bajo el paraguas del todopoderoso promotor de promotores Al Haymon, quiere cerrar su destacable carrera con un combate multimillonario. “Sé que Dana White (presidente de UFC) y Al Haymon están hablando sobre el combate. La única razón para no cerrar el combate es que este chico no tenga huevos”, comentó Malignaggi.

La decisión depende en mayor medida de Conor McGregor. Sus opciones pasan por defender su fajín del peso ligero de UFC ante Tony Ferguson, firmar el combate de desempate contra Nate Díaz o volver al ring para enfrentarse a Malignaggi. La pelea menos lucrativa seguramente sea el enfrentamiento ante Ferguson y la más lucrativa pasa por volver al cuadrilátero. Los tres son enfrentamientos complicados y sabe que una derrota sería fatal para su imagen, siendo este un factor clave a la hora de tomar la decisión.

Las posibilidades de McGregor

En caso de volver al boxeo, la pregunta vuelve a ser si tiene posibilidades de ganar después de la imagen decente que dio ante Mayweather. La respuesta es que no debería tener muchas posibilidades. Como ante Floyd, sería más una cuestión económica que deportiva (como titulamos en El Confidencial, una 'farsa'). A pesar de que Malignaggi hace tiempo que no ha mostrado su mejor versión, es un excampeón del mundo en dos pesos, un buen boxeador con un encaje tremendo pero una pegada más que cuestionable. El KO por su parte parece descartado pero una victoria por puntos sería la apuesta más prudente.

A pesar de esto es un combate interesante mediáticamente por el morbo que ocasionaron las imágenes del sparring y los enfrentamientos posteriores. Muchos espectadores quieren ver si McGregor realmente fue superior a un boxeador de clase mundial y este combate puede aclarar estas dudas. Una victoria del irlandés sería un hecho destacable en su curriculum, mientras que una derrota le cerraría prácticamente las puertas del boxeo. Un todo o nada.

FOTOS:

Los coches de Conor McGregor, en fotos

Los coches de Conor McGregor, en fotos Los coches de Conor McGregor, en fotos

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon