Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿A qué jugador revalorizó Maradona "sólo pateando tiros libres"?

logotipo de Goal.com Goal.com 08-01-2017
© Proporcionado por Goal.com

Febrero de 2009. Marsella. La Selección argentina se prepara para enfrentar al día siguiente a Francia. La práctica en el Vélodrome se termina y algunos jugadores piden permiso para quedarse a patear algunos tiros libres, entre ellos un joven Lionel Messi. Luego de un remate muy desviado, el rosarino se ofusca y se da media vuelta para llevarse su frustración al vestuario. El preparador físico Fernando Signorini lo advierte y lo reta por darse por vencido. Entonces, el entrenador se acerca y, con paciencia de docente, le explica a la Pulga qué era lo que estaba haciendo mal. Y Leo, que dos meses antes había ganado su primer Balón de Oro, lo escucha. Porque el que le habla es nada menos que Diego Armando Maradona.

La escena se repitió en más de una ocasión durante las prácticas de la Albiceleste mientras el Diez fue el entrenador. En especial durante el Mundial de Sudáfrica. Y los consejos dieron resultado: la evolución de la pegada de Messi en las jugadas de pelota parada es notoria. Sin embargo, según contó el propio Diego, Messi no fue el único que se benefició por sus enseñanzas.

Durante su visita al entrenamiento de Riestra de la semana pasada, Maradona les contó a los futbolistas una anécdota de su época de Napoli: "A (Gianfranco) Zola lo hice pasar de valer 90 millones de liras, que eran 100 mil dólares, a ocho palos verdes, pateando sólo tiros libres. Se los juro por la Tota, que no me deja mentir. Lo estaban por vender al Lecce por 100 mil dólares y en esa época, en el fútbol italiano, esa plata no costaba ni mi hermano".

El Diez compartió plantel con el italiano durante sus últimas dos temporadas en el conjunto napolitano: Zola llegó al club con 23 años desde la Serie C1 y tuvo algunos problemas para adaptarse al salto de categoría. Sin embargo, con el padrinazgo de Diego, mostró toda su valía: "Estoy convencido de que si Maradona no se hubiera cruzado en mi vida yo no habría sido el futbolista que fui. Aprendí mucho de él. Me formé a su lado. Fue como un hermano mayor para mí, que llegué a Nápoles siendo un crío", aseguró hace un tiempo el actual entrenador de Birmingham City.

Tras la salida de Diego de Napoli en 1991 por el escándalo de doping, Zola se convirtió en el líder del equipo y dos años más tarde, en medio de una fuerte crisis económica, el club decidió transferirlo a Parma por 13 mil millones de liras: unos 7 millones de dólares. Cuatro temporadas después, Chelsea lo compró por casi 6 millones: luego de su retiro, los hinchas lo eligieron como el mejor jugador de la historia del club. Sólo pateando tiros libres, por obra y gracia de Maradona.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon