Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Afectó la tragedia de Chapecoense el desempeño en el Mundial de Clubes?

logotipo de Goal.com Goal.com 14-12-2016

Hace poco más de dos semanas, se conocía la noticia que enlutaba al mundo del fútbol. El avión que transportaba a Chapecoense, para jugar la final de la Copa Sudamericana se accidentó y murieron 71 personas, entre ellas, casi todo el equipo brasilero.

El mundo entero quedó en shock. Sobretodo aquellos que lo vivieron de cerca como Atlético Nacional, que vio como sus rivales de turno desaparecían de la faz de la tierra, afectando su desempeño, su concentración y sus objetivos.

En lo deportivo:

Nacional venía con un ritmo imparable. Lo único en que pensaba era en ganar el título de la Copa Sudamericana y meterse en la historia, como uno de los dos equipos en ganar en una misma temporada los dos torneos más importantes del continente.

La tragedia los frenó en seco. Cuando ya todo estaba listo para jugar frente a Chapecoense la noche del miércoles, tuvieron que modificar todo el plan para enfocarse en el partido de vuelta ante Millonarios, que en la ida les había ganado 2 a 1.

© Proporcionado por Goal.com

Con la clasificación a semifinales, el sueño de conseguir otra estrella en el fútbol colombiano estaba latente. Tendrían que jugar ante Santa Fe con una nomina alterna, porque el equipo 'fuerte' viajaría a Japón.

El exceso de partidos, de competiciones y partir el grupo en dos y hasta en tres nominas, pudo haber afectado el desempeño del verdolaga en todas sus competiciones, incluyendo el Mundial de Clubes.

En lo anímico:

Vivir tan cerca la tragedia de Chapecoense tuvo un duro efecto en los jugadores y cuerpo técnico de Atlético Nacional. Basta con ver las caras tristes y agobiadas de todos los miembros del equipo en el homenaje que se le hizo en el Atanasio Girardot.

Por más trabajo con psicólogos y por más intentos de volver a encaminar los objetivos, una tragedia de tal magnitud es difícil de superar, sobretodo para un grupo de personas que lo vivieron como propio. Por tal motivo, el viaje a Japón, donde además tuvieron que pasar más de 22 horas dentro de un avión, afecta la cabeza, los pensamientos se revuelven y hacen pensar en lo que les ocurrió a sus colegas, apenas unos días atrás.

Si todavía el mundo llora a los muertos de la tragedia de Chapecoense, es de esperarse que para los miembros del equipo verde sea aún más difícil superar lo sucedido.

La concentración:

Nacional demostró en 2016 que estuvo por encima de todos los clubes de Sudamérica. Ganó la Copa Libertadores, llegó a la final de la Sudamericana y su nivel hacía pensar en que podría llevarse el botín completo en el Mundial de Clubes. Sin embargo, el accidente del pasado 28 de noviembre, removió todo y la concentración se fue para otro lado.

Bien lo dijo el presidente de club Juan Carlos de la Cuesta: "Estamos concentrados en ayudar a las familias de los fallecidos y de los sobrevivientes. Lo deportivo, por ahora pasa a un segundo plano". Pero esa solidaridad mostrada por Nacional, hizo que los focos se multiplicaran.

Por un lado, estaba lo deportivo: Tratar de ganar el Mundial de Clubes y tratar de llegar a la final del fútbol colombiano. Por otro, lo afectivo: Recibir muestras de cariño y agradecimiento de todo el mundo, sobretodo de Brasil y de los hinchas de Chapecoense, sin quererlo, afectaron la concentración de grupo de jugadores que cada día tenían que recordar lo sucedido semanas atrás.

___

Es por eso que la tragedia de Chapecoense caló hondo en los objetivos de Nacional para el remate del año. Pues desde que sucedió, Nacional se quedó sin nada más que el reconocimiento mundial por ser un club solidario, que dejó de lado lo deportivo, para hacerse grande en lo humano. ¡Nacional, el fiel reflejo del Fair Play!

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon