Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¡Atención, policía!: las obsesiones de Pekerman

Goal.com Goal.com 20-06-2016

La secuencia más ridícula se dio sobre el final del entrenamiento: un policía que estaba adentro del predio de la University de Illinois, en Chicago, se acercó amablemente a los hinchas que esperaban afuera y les dijo: "Disculpen, muchachos. Vengo a transmitirles un mensaje del plantel. Pidieron que por favor no tomen fotos ni los filmen. Sé que ustedes están en la calle y tienen todo el derecho de hacerlo, yo no lo puedo impedir, pero si quieren respetar a su equipo...".

© Proporcionado por Goal.com

Los hinchas, un grupo no mayor a 20 personas, asintieron respetuosamente y alejaron los celulares. La secuencia se dio en calma y buen humor, porque los fanáticos colombianos son así: tienden a sonreír ante todo.

En los quince minutos de entrenamiento abierto a la prensa, parte del cuerpo técnico de José Pekerman parece más preocupado porque no quede ni un hueco en el que se pueda ver desde afuera que en el trabajo de ese momento. Al borde del campo de juego, uno de los colaboradores señala a un hombre que está parado sobre el techo de su auto, a unos 80 metros. ¿Un espía enviado por Pizzi para descubrir los puntos débiles de la Tri? No parece. Tiene la camiseta de Colombia. Es un hincha. "¡Ey!", grita el colaborador. "¡Cuidado ahí!", agrega. Y otro integrante del cuerpo técnico se encarga de correr al lugar y tapar todavía más la zona con una lona negra.

Una foto publicada por Goal Americas (@goalamericas) el 19 de Jun de 2016 a la(s) 4:45 PDT

Hay cierta contradicción en el discurso de Pekerman. El entrenador argentino de la Selección Colombia, que irá por el sueño de la final de la Copa América ante Chile, en Chicago, suele ser muy amplio para deslizar conceptos futboleros: habla de la libertad de los jugadores, la diversión, el juego colectivo. Pero sus conductas tienden a enfocar hacia otro lado.

No suele dar entrevistas, sólo se expresa en las conferencias de prensa. A su cuerpo técnico le pidió que, en lo posible, siguieran su misma línea. No es la única obsesión del exentrenador de la Selección argentina, de 66 años. Las listas son una de sus manías más grandes. Jamás las entrega antes del último día. Si lo puede hacer en la hora final permitida, así será. En los últimos dos años, lo hizo en la Copa América 2015, las Eliminatorias y el torneo que se juega en Estados Unidos. No queda clara cuál es la intención, pero todo indica que va por el lado de esconder información hasta último momento.

En algún momento fue muy criticado por su actitud: una política de puertas cerradas total. Pero los buenos resultados lo blindaron. A esta altura, nadie le pide que cambie.

Pekerman le dio un nuevo cambio generacional a la Selección Colombia, pero no abandona sus hábitos: mantiene sus obsesiones como si fueran lo más importante.

Más: El líder que no necesita palabras | James Rodríguez, según pasan los años | Colombia se divierte: ¡así baila James Rodríguez! | James juega todavía mejor afuera de la cancha que adentro

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon