Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué se fueron de River tantos jugadores sin renovar contrato?

Goal.com Goal.com 22-06-2016

En los últimos dos años, River vivió uno de los procesos más exitosos de su historia. Desde aquel campeonato local conseguido bajo la conducción de Ramón Díaz en 2014 hasta la Suruga Bank obtenida de la mano de Marcelo Gallardo , el Millonario sumó cinco títulos más a sus vitrinas en medio de un clima ganador que hizo renacer al club después de tiempos difíciles.

Sin embargo, las bajas importantes que sufrió el plantel multiganador del Muñeco , sumado a refuerzos que no estuvieron a la altura, bajaron considerablemente el nivel futbolístico de un equipo que ya no enamora a los hinchas. Y cuando las luces del éxito se apagan, los problemas comienzan a tomar protagonismo.

Las salidas de Marcelo Barovero y Leonel Vangioni, dos de los referentes más queridos por la gente, dejaron en evidencia un conflicto que se volvió una constante de la dirigencia comandada por Rodolfo D'Onofrio: el perjuicio económico que sufrió el club por la tardía renovación con los jugadores más importantes del ciclo.

El encuentro de vuelta de cuartos de final de Copa Libertadores de 2015 frente a Cruzeiro fue la mejor actuación de un River que demostró que estaba para grandes cosas. Tomando como parámetro aquella formación que se impuso por goleada en Belo Horizonte, sólo cuatro de los ocho futbolistas que emigraron le dejaron un rédito a la institución de Núñez.

Matías Kranevitter, una de las joyas surgidas de la cantera, se fue a Atlético de Madrid a cambio de 8 millones de euros por el 60% del pase; Ramiro Funes Mori emigró al Everton a cambio de 7,8 millones de dólares; el pase de Teófilo Gutiérrez a Sporting Lisboa significó una ganancia cercana a 1,9 millones de dólares; mientras que Monterrey pagará los dos millones de la cláusula de rescisión de Gabriel Mercado. Pero los casos de Ariel Rojas, Carlos Sánchez, Leonel Vangioni y Marcelo Barovero marcan otra realidad.

Los dirigentes millonarios no lograron extender el vínculo antes del plazo en el que los futbolistas tienen libertad de negociar con otros clubes -seis meses antes de la finalización del vínculo- y River no recibió un sólo centavo por la partida de jugadores a los que potenció y llevó al primer plano mundial.

El primer ejemplo fue el de Rojas, un mediocampista que llegó como apuesta y que, al convertirse en pieza clave, pidió una cifra que en Núñez no estuvieron dispuestos a pagar. Conclusión: el ex-Godoy Cruz terminó emigrando al Cruz Azul de México antes de la finalización de la Copa Libertadores. Y la novela por de Sánchez fue igual de extensa. El uruguayo, uno de los pilares del equipo de Gallardo, estuvo cerca de acordar pero a último momento puso fin a las negociaciones y también decidió partir hacia tierras aztecas, donde se puso la camiseta de Rayados de Monterrey.

© Proporcionado por Goal.com

Los casos de Barovero y Vangioni están más frescos y tuvieron el mismo desenlace: Trapito terminó sumándose al ascendido Necaza y el Piri se fue al Milan. La decisión del arquero fue de índole personal, mientras que el lateral izquierdo, bajo la amenaza de quedar apartado de la pretemporada, acordó a principios de año jugar seis meses más en el club e irse con el pase en su poder.

¿Hubo mala administración o poca voluntad de los jugadores? La realidad es que quien tiene la responsabilidad de cuidar el patrimonio del club es la dirigencia y no los futbolistas. Y más allá de los intentos desesperados por concretar las renovaciones, los dirigentes actuaron tarde en todos los casos.

Desde el inicio de su mandato, D'Onofrio hizo hincapié en acomodar los números y mantener las cuentas al día. Seguramente, y teniendo en cuenta que la extensión de los vínculos significa una suma considerable en los contratos, ese objetivo influyó a la hora de demorar las negociaciones, con resultados negativos para la institución. Y aunque no caben dudas de que la buena imagen de esta dirigencia se sustenta en el éxito deportivo, hay otros problemas que hoy ya no pueden taparse con vueltas olímpicas.

Más: Maidana no olvida cuando lo criticaron en el colegio de su hija | GALERÍA: El mercado de pases de River

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon