Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quién se reforzó mejor en el fútbol argentino?

Goal.com Goal.com 27-08-2016

Cantidad versus calidad. El derroche versus el gasto pensado y planificado. Hoy Boca y River son eso. Puede salir bien o mal, pero la estrategia del Millonario no va de acuerdo con su apodo. No derrocha. No mete grandes bombas en el mercado. No gasta un dineral por jugadores que ya explotaron. No arma dos equipos cuando no lo necesita.

En River parece que la economía se cuida. En el último mercado entró más plata de la que gastó por transferencias. El platel de Gallardo vive un proceso de renovación inevitable, con los multicampeones que se van de a uno a Europa u otros destinos más tranquilos y favorables desde lo económico.

El trabajo parece ser claro. El director técnico, con la autoridad que se ganó hace rato, elige silenciosamente a sus refuerzos. Francescoli ejecuta la acción y D'Onofrio aprueba. Así, a grandes rasgos, parece ser el movimiento típico de River en el mercado. No se mencionan más de cien nombres por mercado de pases para incorporar, como sí pasa en la vereda de enfrente. Porque no existen más de diez posibilidades.

En Boca, contrariamente, el rol de manager brilla por su ausencia. Estaba Juan Simón, pero los entrenadores no tenían diálogo con él. Parece no haber demasiada elección para reforzar. El Xeneize demuestra todo su poderío y arma dos equipos bien competitivos, en cuanto a sus jugadores. No hay análisis, hay derroche. Más de treinta profesionales para jugar 19 partidos en el semestre. Una locura. Y se rescinden contratos de jugadores de enorme trayectoria sin recibir compensación económica, como los casos del Cata Díaz y Agustín Orion.

El equipo de Gullermo parece ser el que más refuerzos resonantes trajo. Incorporó jugadores de buen pie y apostó por promesas como Nazareno Solís, Wilmar Barrios y Walter Bou. Pero armó dos equipos sin necesidad con todos jugadores parejos y sin demasiado que dé un salto de calidad. Y el papelón: dejó ir a Fernando Tobio y lo fue a buscar de vuelta. River reforzó su defensa tras las salidas de Álvarez Balanta y Mammana. Trajo a una figura consolidada como Lollo y a un jugador con roce internacional como Arturo Mina. En la delantera, apostó fuerte por Marcelo Larrondo. Poco, pero simple, conciso, preciso y con ideas certeras.

San Lorenzo rompió el mercado con la vuelta de Fabricio Coloccini. También trajo a Mathías Corujo, con experiencia internacional, y Tino Costa, que hizo toda su carrera en Europa. Racing incorporó a un gran arquero, aunque polémico, como Orion. Una promesa que seguramente cumplirá como Santiago Rosales y un gran volante central como Diego González. Independiente, en tanto, no trajo demasiado. Lo más rutilante es la llegada de Juan Manuel Sánchez Miño.

Rosario Central, por último, fue uno de los protagonistas del mercado. Se le fueron muchos jugadores, pero se nota el serio trabajo de su director técnico y compañía. La llegada de Teófilo Gutiérrez le da un salto de calidad a una delantera temible que, encima, contará con Giovanni Lo Celso por seis meses más. Buena gestión dirigencial con tanto juvenil que la rompió en primera y son vendidos, pero se quedan a jugar un tiempo más con la azul y amarilla.

Más: El Ruso Rodríguez jugará en Rosario Central | Las figuras que perdió el fútbol argentino | Cuánto gastó Boca en el mercado de pases | Los jugadores que fueron inscriptos cablegráficamente | Cuánto gastó River en el mercado de pases

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon