Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

2016: Año de ires y venires para Colo Colo

logotipo de Goal.com Goal.com 23-12-2016
© Proporcionado por Goal.com

Caídas, alegrías clásicas, fracasos y un título. Encontrar una palabra para definir el movido 2016 de Colo Colo es casi imposible, porque pasó de todo.

Desde el inicio, todo fueron contrastes. Arrastrados por la estrella 31 y la final perdida ante Universidad de Chile en la Copa Chile del año anterior, los dirigidos por José Luis Sierra eligieron, con pinzas, a tres refuerzos para dar pelea en el Clausura y la Copa Libertadores.

El Coto visó a Martín Tonso, que tuvo un débil semestre pero fue el que más marcó en el terreno local. Al argentino, que hoy la rompe en la liga griega, le pesará el gol perdido ante Atlético Mineiro en el Monumental. Ese empate dejó casi afuera de la mayor competencia internacional a los albos -luego derrotados en Brasil- y esa acción pudo haber cambiado la suerte de todos.

Claro, la despedida en fase de grupos -ante Independiente del Valle- condicionó la confianza y la suerte del equipo en el ámbito local. Las goleadas en contra, inapelables, ante O'Higgins y Palestino, sacaron de la pelea a quien fuera, a la postre, el subcampeón.

Matías Zaldivia fue, quizás, el mayor acierto de Sierra en el fin de su gestión. El zaguero argentino, de pasado en Arsenal de Sarandí, afirmó una zona que generaba dudas en las temporadas anteriores. Junto a Julio Barroso armó una dupla impasable. Luego con Claudio Baeza en la línea de tres, otro de los puntos altos del año.

Pablo Guede sucedió a Sierra quien, apenado por el actuar de la directiva, dio un paso al costado y terminó en el fútbol de Arabia Saudita. Eso sí, antes de partir armó el equipo que luego podría darse el lujo de campeonar. Michael Ríos, Valber Huerta y Ramón Fernández fueron tres nuevas elegidas expresamente por el ídolo de Unión Española. El último, fue el mejor en el Superclásico del segundo semestre y de la final de Copa Chile.

Marcado por su sello ofensivo, su descuido inicial a la hora del retroceso y el encantamiento al hincha tradicional, Guede tuvo un semestre al que, según Blanco y Negro, le faltó tiempo.

Colo Colo fue el equipo que mejor terminó jugando en el fútbol chileno. Volvió a acceder a Copa Libertadores. Fue superior a Universidad Católica en los tres partidos que enfrentó -y ya la había desdibujado en el primer tiempo del juego de marzo- y no tuvo problemas en vencer a la U en el Monumental, alargando su paternidad.

Conquistó la Copa Chile ante Everton (4-0), encontró un renacer de Esteban Paredes y Jaime Valdés, dos criticados por su edad y ritmo en algún momento, y alabados por su presencia en el término de la historia.

Guede valorizó a los juveniles del club, promoviendo en ellos un protagonismo que no era tal hace mucho tiempo. Jorge Araya, Iván Morales y Gabriel Suazo fueron nombres propios que resaltaron por su juego y lucidez a la hora de tomar decisiones.

2016 fue un año de ires y venires para Colo Colo, con grandes actuaciones a nivel personal (Justo Villar, Esteban Pavez, Paredes, Valdés, los defensores ya nombrados, Martín Rodríguez) y grupal (la conquista de una copa con un DT recién llegado que logró, con el tiempo, impregnar su idea), pero dos gigantes decepciones: dos torneos locales en manos de un clásico rival y un fracaso internacional. Esas, dejan ardua tarea de cara a lo que viene.

Los equipos más odiados de cada liga

Clubes más odiados: Alrededor del mundo existe rencor deportivo en torno a diversos clubes. Te mostramos el listado de los equipos más destacados Los equipos más odiados de cada liga

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon