Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A 10 años de la primera final perdida por Messi con Argentina

logotipo de Goal.com Goal.com 15-07-2017

El escenario era inmejorable para la Selección argentina de Alfio Basile: final de la Copa América ante Brasil para romper la sequía de 14 años sin títulos y tomarse revancha por la derrota de 2004.

Como si fuera poco, el equipo que en ese entonces tenía como figuras a Lionel Messi, Juan Román Riquelme, Carlos Tevez, Sebastián Verón, Roberto Ayala y Javier Zanetti, entre otros, llegaba al partido más importante del certamen disputado en Venezuela como claro favorito después cinco triunfos aplastantes. Sin embargo, el partido del 15 de julio de 2007 en la ciudad de Maracaibo no fue como la Albiceleste esperaba.

© Proporcionado por Goal.com

Argentina había ganado sus tres encuentros en la primera fase (4-1 ante Estados Unidos, 4-2 contra Colombia y 1-0 frente a Paraguay) y tras vencer 4-0 a Perú en cuartos de final y 3-0 a México en semifinales y Brasil no había comenzado bien en la Copa: tras caer 2-0 ante México, venció 3-0 a Chile y 1-0 a Ecuador, y se clasificó segundo. En cuartos de final, se cruzó otra vez con Chile y lo venció 6-1. En semifinales, tras igualar 2-2, venció a Uruguay por penales.

Pero en la final, la Verdeamarela no dejó que Argentina levantara vuelo, a pesar de que el equipo que Basile mandó a la cancha fue de lujo: Roberto Abbondanzieri, Javier Zanetti, Roberto Ayala, Gabriel Milito, Gabriel Heinze, Juan Sebastián Verón, Javier Mascherano, Esteban Cambiasso, Juan Román Riquelme, Lionel Messi y Carlos Tevez. Un joven Messi de 20 años, que había jugado unos muy buenos 366 minutos en toda la Copa América, soñaba romperla ante Brasil y levantar su primer título con la Selección mayor. Pero no pudo cumplirlo.

A los cuatro minutos, el equipo de Dunga ya se había puesto en ventaja con un tanto de Julio Baptista. La Albiceleste falló varias situaciones y a los 40', un gol en contra de Roberto Ayala puso el 2-0. En la segunda etapa, más allá de los intentos argentinos, Brasil supo cerrarse y en un contraataque a los 69', Dani Alves convirtió el 3-0 demoledor.

Esa era la primera vez que Messi se iba de la cancha con lágrimas en los ojos y con sed de revancha. Una revancha que no se le dio en las ediciones de 2015 y 2015 y que tampoco pudo tomarse en la recordada final del Mundial 2014 ante Alemania. ¿Se le dará en Rusia 2018?

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon