Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A cinco años del 26-J: el día en que River tocó fondo en su propia casa

Goal.com Goal.com 26-06-2016

Son cinco años ya del 26-J. Cinco años de uno de los momentos más recordados de la historia del fútbol argentino. Y si bien en este lustro corrió mucha, demasiada, agua bajo el puente, cualquiera de los futboleros que vivió de cerca aquel encuentro en el Monumental podría acordarse cada instante como si todo hubiese ocurrido ayer.

© Proporcionado por Goal.com

Son cinco años ya del día en que River, el equipo argentino más ganador a nivel local, perdió por primera y única vez la categoría y fue sentenciado a jugar en la, hasta ese momento, desconocida Primera B Nacional. Cinco años del momento que sacudió el fútbol argentino y se ganó un lugar en la historia. Para siempre.

Son cinco años ya de un Belgrano de Córdoba que escribió su página más grande tras vencer en la ida disputada en Córdoba y jugar un partido con dientes apretados para mantener el 1-1 en el colmado Monumental de Núñez. Un 26 de junio en el que el equipo de Ricardo Zielinski dejó con la boca abierta a propios y ajenos para regresar a la máxima categoría, un lugar que se ganó con sacrificio y que mantiene hasta el día de hoy.

Son cinco años ya del recordado penal que falló Mariano Pavone, que posiblemente hubiera cambiado la historia. Un penal que elevó al ahora delantero de Vélez a convertirse para los hinchas de River en el principal apuntado, al máximo responsable de aquella catástrofe futbolística.

Cinco años ya de la tarde en la que el equipo de Juan José López dejó el fútbol grande para jugar en la segunda categoría. Del día en el que el Matías Almeyda, ausente en la vuelta por acumulación de amarillas, decidió ponerse el overol, convertirse en DT y proponerse devolver al club a su lugar, algo que lograría un año más tarde.

Y son cinco años también de la barbarie, de la imagen que nadie quiere ver. De aquellos penosos incidentes que produjeron los hinchas de River en su propia casa. A puro descontrol, el público millonario no se bancó tamaña decepción y destrozó completamente el Monumental, lo que obligó al árbitro Sergio Pezzotta a suspender el partido cuando quedaba aún un minuto en el reloj.

Cinco años. 60 meses. 1827 días. Ya nada volverá a ser igual después de aquel 26 de junio de 2011. Para los hinchas de River, claro está, pero tampoco para un fútbol argentino que vio caer por primera y única vez a uno de sus estandartes. La tarde inolvidable que ningún futbolero, en mayor o menor medida, con tristeza, bronca o alegría, podrá borrar de sus retinas.

Más: VIDEO: Una familia unida por la Selección y "separada" por el descenso de River ►

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon