Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A la edad de Neymar, Messi tenía menos de la mitad de sus goles en la Selección

Goal.com Goal.com 09-11-2016

Todos los caminos apuntan a que Neymar será el sucesor natural de Lionel Messi en el trono del fútbol mundial. Con 24 años, cinco menos que el Diez, y un talento que lo destinó desde muy pequeño a ocupar un lugar de mucho peso en la escena internacional, el brasileño tiene además la ventaja de contar con Leo como su mentor desde que llegó a Barcelona hace ya tres años. Por eso, el paulista no tiene ningún apuro por quedarse con el lugar que hoy ocupa su amigo. Sin embargo, más allá de la muy buena relación entre ambos, a partir de la rivalidad existente entre Argentina y Brasil muchas veces se busca enfrentarlos por lo que hacen en sus respectivas selecciones. Y la comparación no es justa.

Mientras que el rosarino lleva ya once años en la Albiceleste, desde su debut en agosto de 2005, Ney recién acumula seis en la Verdeamarela (hizo su presentación también en agosto, pero de 2010): el zurdo ya jugó 114 partidos internacionales, tres Mundiales y cuatro Copas América, mientras que el brasileño suma 73 encuentros y sólo participó en una Copa del Mundo, dos Copas América y una Copa de las Confederaciones. Por eso, para realizar un análisis más justo, se puede analizar cómo eran las estadísticas de Messi cuando tenía la edad de Neymar.

© Proporcionado por Goal.com

Hoy, Leo es el máximo goleador de la historia del seleccionado, con 56 tantos, dos más que Gabriel Batistuta, pero cuando tenía 24 años y 9 meses (la edad actual de Ney, nacido el 5 de febrero de 1992), estaba muy lejos de aspirar a esa marca: para marzo de 2012, el Diez acumulaba 68 partidos en el combinado nacional y solamente 22 goles, menos de la mitad de los 49 que suma el brasileño, que ya se ubica cuarto en la lista de artilleros del Scratch, a seis tantos de Romario, 13 de Ronaldo y 28 de Pelé. En las asistencias, en tanto, las cifras son mucho más parejas: mientras que el paulista tiene 29, el rosarino tenía 20.

Más allá de los números, hay un punto muy similar en la historia de ambos en este punto de sus carreras. A los 24, Messi había tenido una gran desilusión como líder de la Albiceleste a nivel mundialista, cuando no pudo convertir ni siquiera un tanto en Sudáfrica 2010, y se había convertido en el centro de todas las críticas después del fracaso de Argentina como local en la Copa América de 2011. Pero, ya en febrero de 2012, frente a Suiza, Leo había conseguido su primer triplete en el combinado nacional y empezaba a convertirse en el líder que necesitaba el equipo: en los siguientes 46 partidos que disputó, marcó 34 goles y repartió 15 asistencias.

Neymar, en tanto, salió bien parado del humillante 1-7 de la semifinal del Mundial 2014: por la lesión en la columna que sufrió en los cuartos contra Colombia no pudo estar contra Alemania y en su país quedó instalada la duda de qué hubiera pasado si jugaba. Pero quedó apuntado luego de la eliminación en cuartos de la Copa América 2015 por su expulsión en la fase de grupos que le valió una suspensión de cuatro partidos. Sin embargo, desde que se bajó de la Copa América Centenario para sacarse la espina de ganar los Juegos Olímpicos (título que Messi consiguió en 2008) y llegó Tite al banco de la Verdeamarela, el delantero se liberó de la presión que había sobre sus espaldas, recuperó la confianza y es el líder del equipo que comanda las Eliminatoras Sudamericanas. La ventaja que le saca al Diez está en los títulos: Ney ganó la Copa de las Confederaciones de 2013, mientras que el zurdo no sólo no tenía niguno a su edad, sino que todavía no consiguió cortar la sequía.

Este jueves, los dos amigos volverán a verse las caras en un duelo mano a mano, en el Mineirao. Sin comparaciones entre ambos, pero con un camino en común.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon