Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A una semana del Mundial, un reclamo paraliza a San Pablo

Goal.com Goal.com 05-06-2014 Goal.com
Photo © Proporcionado por Goal.com Photo

A una semana del comienzo del Mundial de Brasil 2014, trabajadores del servicio de trenes metropolitanos de San Pablo iniciaron una huelga que afecta a unos 5 millones de usuarios, lo que provocó la ira de los pasajeros que invadieron una de las estaciones más concurridas. El embotellamiento que generó la medida fue récord: 209 km, el mayor de este año y el tercero mayor de la historia para una mañana.

San Pablo, ciudad del tamaño de ocho Buenos Aires juntas, sabe de colapsos de tráfico. Pero cuando hay una medida de este tipo, todo se vuelve inconmensurable. Y, a una semana del inicio del Mundial, las autoridades comienzan a temer ya que el metro no solo es vital para el funcionamiento normal de la ciudad, sino también para el acceso al estadio al que concurrirán algunos de los millones de visitantes que arribarán a Brasil la próxima semana por el Mundial.

Y los trabajadores también son concientes de eso, por eso es que en una asamblea con cerca de 3.000 empleados, que exigen cambios en las condiciones de trabajo y que la gobernación de San Pablo les aumente de salario, aseguraron hoy que la medida de fuerza es por tiempo indeterminado. Por esa razón, los usuarios, furiosos, atacaron la plataforma, rompieron puertas y barandas de las estaciones, y llegaron a caminar sobre los rieles.

"Es atípico. La última vez que el Metro paró fue hace más de dos años", le dijo a Goal Felipe Mortara, periodista del Estadao do Sao Paulo. "El paro no es total: hay algunos trechos funcionando, operados por supervisores que ya fueron conductores en el pasado", agregó. Al menos tres líneas, del total de cinco, están operativas.

"De todos modos, para dentro de una semana estará solucionado. Este tipo de paros no dura más de uno o dos días, están pidiendo un reajuste fuerte, del 35 por ciento, lo que no es viable", opinó Mortara. La medida se suma a las que se mantuvieron en semanas pasadas por parte de docentes, choferes de colectivo y personal policial. Además, los sin techo también volvieron a manifestarse ayer, rodeando el estadio Arena Corinthians.

A una semana del comienzo del Mundial -el debut, el jueves 12 entre Brasil y Croacia, se jugará justamente en San Pablo- la ciudad está semiparalizada. La presidente Dilma Rousseff no logra aplacar el descontento. Todo parece indicar que será una Copa del Mundo agitada.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon