Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Arturo Vidal ya se puede reír de la Ferrari

Goal.com Goal.com 26-06-2016

-Jara dijo que estaba disfrutando mucho más esta Copa América que la anterior. ¿Cómo es tu caso? ¿La estás disfrutando más que en Chile, que tuvo aquel inconveniente con el auto?

No es tiempo de locuras ni precipitaciones. Está lejos de ofenderse por una pregunta que probablemente le haya tocado alguna fibra. Un año después, Arturo Vidal es otro.

-Todos los que estamos acá la estamos disfrutando más porque ya ganamos algo importante que no se había hecho en Chile, estamos muy felices. Es otra presión, otros equipos y queremos seguir así, porque si seguimos con esta alegría nos puede servir mucho para otros campeonatos.

Valdivia terminaba de jugar y se peleaba con todos los periodistas. A Claudio Bravo no le gustaban nada los silbidos de los hinchas y los enfrentaba. Alexis Sánchez hacía la suya, como siempre. Era una mochila tan pesada que la Selección chilena, aún desde el lado de la victoria, necesitaba expulsar sus cargas de alguna manera. Y Arturo Vidal fue el que más pagó. En la Copa América 2015, el Rey necesitó ir al casino y tomarse unos tragos después de una victoria. Poner la cabeza en otro lado. Cuando salió, chocó su Ferrari y terminó en una comisaría. La organización, su entrenador, Jorge Sampaoli, y Chile hicieron como si no hubiera pasado nada. El mejor jugador no podía abandonar al equipo.

Vulnerable, Vidal quedó roto.

Fue mucho más que un título para Chile, fue una liberación (algo parecido a lo que podría conseguir Argentina si llega a ganar la final).

© Proporcionado por Goal.com

Un año después de esa ola de adrenalina, Vidal parece otro.

Probablemente haya gustos que el mediocampista de Bayern Munich no deja de darse, pero, en esta Copa América, Vidal parece sumergido en un océano de madurez. En la cancha, fue el crack de siempre. Afuera, se hizo cargo de algunas situaciones que en otra época esquivaba. Medido en las redes sociales, responsable con la prensa, cariñoso con los hinchas.

El Rey Arturo se hizo cargo de la conferencia de prensa previa a la final ante Argentina, la de mayor expectativa y repercusión. Lejos de escapar, respondió todas las preguntas con altura y buen vocabulario, algo que le costaba bastante hasta hace no mucho. El tiempo hizo mejor a Vidal. A los 29 años, está listo para tomar las riendas de todo. En el plantel, es uno de los de más peso, junto a Bravo y Medel.

Pero la gran evolución de Vidal está en haber recuperado la alegría. En Estados Unidos, todo se trató de pasarla bien. La Roja, con Pizzi a la cabeza, un entrenador mucho más descontracturado que Sampaoli, el equipo se permitió disfrutar, un concepto básico del fútbol. Cuanto más divertido, mejor se juega. A esta altura, al Rey no le quedan complejos: Arturo Vidal ya se puede reír de la Ferrari.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon