Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atlético de Madrid goleó a Osasuna

Goal.com Goal.com 27-11-2016
© Proporcionado por Goal.com

Atlético de Madrid volvió a la senda del triunfo en La Liga con un 3-0 sobre Osasuna y parece haberse olvidado de la dolorosa caída contra Real Madrid. No fue un gran partido, pero sí pragmático y forjado otra vez desde atrás.

Una vez más, el juego de los colchoneros se construyó desde la defensa, recuperando los cimientos de la filosofía de Diego Simeone que se habían dejado atrás por momentos en los últimos meses. Jan Oblak volvió a marcar el ritmo del partido tras atajarle un penal a Roberto Torres a los 14 minutos. A pesar de las críticas recibidas en la tanda de la final de la Champions League, el arquero esloveno detuvo 4 de los 8 lanzamientos que ha recibido desde los once metros en todas las competiciones y vuelve a aspirar al Trofeo Zamora.

Y no podemos hablar de la defensa sin hablar de Diego Godín. El central uruguayo es desde hace años el líder de la zaga y volvió a demostrar su poderío en el juego aéreo marcando el 1-0. En la memoria quedará su cabezazo en el Camp Nou que le dio una liga al Atlético, pero el charrúa es esencial para el equipo y goles como el de hoy que sirven para destrabar partidos difíciles, normalmente en canchas de equipos pequeños pero difíciles. Y si a los tres minutos se dobla la ventaja, todavía mejor: a falta de un Antoine Griezmann en su nivel más alto, Kevin Gameiro tomó las riendas ofensivas y gritó el segundo tras un gran pase de Ángel Correa.

Osasuna mejoró su juego y empezó a crear peligro ante un Atlético que renunció a la posesión para esperar las contras y los espacios. Con el paso de los minutos, Simeone vio que perdía la batalla en el medio y renunció a un delantero para fortalecer el centro del campo. La entrada de Saúl por Gameiro cambió el esquema visitante, que con un 4-5-1 pobló la zona media y eliminó la posibilidad de sorpresas de los locales. Los madrileños acabaron incluso sin delanteros, ya que Griezmann dejó su lugar a Thomas, desplazando a Carrasco al ataque. Y fue el belga el que le puso la frutilla del postre al encuentro al aprovechar un regalo de Unai García sobre el final.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon