Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Barcelona aplastó a Hércules y pasó a octavos

logotipo de Goal.com Goal.com 21-12-2016

Barcelona superó sin problemas a Hércules y lo aplastó por 7-0 en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que certifica su acceso a los octavos del certamen, donde defiende el bicampeonato. A pesar del 1-1 de la ida y de un comienzo algo dubitativo en el Camp Nou, los azulgranas no dieron opción a la sorpresa apenas se pusieron en ventaja.

Sin Messi, Suárez, Neymar y Piqué, Luis Enrique no quiso arriesgar y dejó claro ya desde la convocatoria que los juveniles sólo estaban en el entrenamiento del martes para completar los efectivos. Iniesta, Jordi Alba, Busquets y Sergi Roberto descansaron en el banco por las dudas, mientras que los que salieron a la cancha fueron los habituales relevos. Aún así, desde los papeles parecía haber demasiada diferencia entre ambos equipos. Pero como pasara en la ida, el conjunto alicantino fue valiente y no se notaron las dos categorías de diferencia en los primeros minutos.

© Proporcionado por Goal.com

Sin embargo, la insistencia y la fortuna terminaron por premiar a Barcelona. A los 37 minutos, una buena jugada en la banda izquierda acabó con el centro raso de Arda y el remate de Rafinha, que rebotó en la defensa y le cayó sin querer a Digne - en fuera de juego -, que empujó la pelota para marcar su primer tanto con la camiseta blaugrana, para convertirse en el undécimo goleador de la temporada. Justo antes del entretiempo, una contra de los locales acabó con un inocente penal sobre Arda. Rakitic no falló y puso el 2-0 antes del descanso.

Los dos goles de distancia mataron el suspenso del encuentro y más todavía cuando Rafinha y Arda, en una ráfaga de cinco minutos, pusieron el tercero y el cuarto a poco tiempo del inicio del complemento. Con la historia completamente resuelta, Barcelona se dedicó casi exclusivamente a intentar que Paco Alcácer pudiera romper su maleficio goleador. Y luego de varios intentos infructuosos, por fin llegó el gran momento: a los 28, el delantero cabeceó casi en la línea un centro de Rafinha y, en la celebración, dejó en claro que se había sacado un enorme peso de encima.

Pero había tiempo para un poco más. En los últimos cuatro minutos, Arda se anotó en el marcador dos veces más para llegar al triplete y llevarse a su casa la pelota del partido.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon