Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Boca y la Selección argentina: una relación de indiferencia

logotipo de Goal.com Goal.com 05-10-2017

La relación entre la Selección argentina y Boca es extensa e innegable. Es el club que más jugadores le dio a la hora de disputar una Copa América (66) y también le cedió 27 jugadores para los Mundiales, desde 1930 hasta 2014. Además, tuvo dos campeones del mundo: Carlos Tapia y Julio Olarticoechea, en México 1986. Sin embargo, a medida que fueron pasando los años, el hincha se fue alejando de la Albiceleste por distintos motivos hasta llegar a un punto de -casi- no retorno.

Cierto es que aquellos que son fanáticos de sus clubes difícilmente sientan la misma pasión por el conjunto nacional. Es una característica que atraviesa a casi todo los clubes, pero en el Xeneize se potencia y mucho tiene que ver con la ósmosis que tiene el seleccionado con River: desde el Monumental como escenario recurrente hasta una presencia generalizada de mayoría de jugadores identificados con el Millonario.

© Proporcionado por Goal.com

Puede ponerse como punto de partida de este alejamiento a la década del '70. Entre algunos hechos notables, la AFA decidió excluir a La Bombonera como escenario oficial de la Copa del Mundo del '78 (como contrapunto remodeló, por ejemplo, la de Vélez) y, además, César Luis Menotti no convocó a ningún jugador del equipo de Juan Carlos Lorenzo, que venía de ganar la Copa Libertadores el año anterior, que ganaría ese mismo año la Copa Intercontinental unos meses después del certamen y, por si fuera poco, peleaba nuevamente la Libertadores de ese mismo año, que terminaría ganando. El Toto contaba con figuras de la talla de Hugo Gatti, Norberto Pernía, Roberto Mouzo, Rubén Suñé, Mario Zanabria...

Durante los '80, la Selección no pisó ni una vez el Alberto J. Armando y, aunque la historia se revirtió con algunos futbolistas que sí fueron tenidos en cuenta por Carlos Bilardo a lo largo de su gestión, la relación, lejos de recuperarse, se agrieto un poco más. El distanciamiento definitivo llegó a su punto más alto en las últimas dos décadas: el dominio en los '90 del River de Ramón Díaz y la omisión de futbolistas de Boca en los 2000 fue una barrera que ya no pudo romperse nunca más.

Las no convocatorias de Claudio Caniggia en el '98 y de Riquelme en el 2002 y la elección de Tevez de no ir al Mundial Sub-20 para quedarse a jugar la Copa Intercontinental ante Milan -y el recordado "la selección, la selección, se va a la p... que lo parió"- son algunos de los ejemplos más claros de la poca identificación del público xeneize, que ni siquiera pudo recomponerse con el milagro de Martín Palermo, justamente ante Perú, de cara a Sudáfrica 2010.

La presencia de Pablo Pérez, Fernando Gago y Darío Benedetto más el cambio de estadio para un encuentro definitorio -y la posibilidad de ver a Lionel Messi- podrían amigar al hincha con la Albiceleste. Una reparación histórica que, tal vez, pueda tener su primer paso el próximo jueves.

Más: Por qué Benedetto debería ser titular ante Perú | Por qué a la Selección argentina no le favorecería jugar en La Bombonera | "La Bombonera se mueve porque está mal hecha" | Estadio La Bombonera: inauguración, historia y capacidad | La Bombonera: historia y mitos de un estadio que late

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon