Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Católica vuelve a vencer a la U y se queda con la Supercopa

La Tercera La Tercera 16-09-2016
© La Tercera

Universidad Católica alcanzó la primera Supercopa del fútbol chileno al vencer a Universidad de Chile por 2-1, ratificando así el momento de superioridad que ejerce sobre el desorientado equipo de Sebastián Beccacece, que ya había caído por 0-3 en el clásico de agosto pasado y también en el del primer semestre (2-1), en San Carlos de Apoquindo. Resultados que refuerzan la posición de Mario Salas como entrenador de los cruzados y que aumenta al máximo los cuestionamientos al ineficiente director técnico de los azules, que suma sólo derrotas ante la UC.

El inicio fue tibio, pero con una mayor profundidad relativa de Universidad de Chile, especialmente luego de los primeros 15 minutos.Nunca, en todo caso, con claridad suficiente para marcar diferencias.

Bastaron, sin embargo, un par de gritos de Mario Salas para que la UC comenzara a meter mayor presión sobre la salida de los azules, apuesta que estaba destinada a dar resultados, dado el mediocre nivel que han mostrado zagueros los zagueros laicos. La relación causa efecto fue instantánea, pues un pésimo pase de Christian Vilches (hacia el centro y mal dirigido) desnudó la lentitud de Alejandro Contreras, situación que terminaría con desborde de José Pedro Fuenzalida y un centro que Nicolás Castillo cabeceó sin marca y sin oposición de Johnny Herrera.

El empate, contra todo pronóstico, llegó de inmediato, con una acción organizada por Lorenzetti y Jonathan Zacaría y concretada por Gastón Fernández, quien también cabeceó desmarcado.

Parecía que el asunto se cerraba ahí, pero el final del lapso traería una emoción adicional, finiquitaba con calidad por Fuenzalida.

La desventaja les dio más confianza a los cruzados, quienes pese al empeño de la U, siempre fueron más profundos y peligrosos. En esas circunstancias, la ventaja del equipo de Las Condes era más que justificada (pese a un eventual penal de Cristian Álvarez sobre Zacaría), por sobre el empuje de un rival que carece del funcionamiento que se le exige según su poderío institucional.

De este modo, parece poco sostenible la defensa corporativa azul, que siempre destaca el trabajo diario, metódico, con tesón y variantes que realiza su cuerpo técnico.Si es tanto el esfuerzo, algo debe estar fallando gravemente, pues en los partidos (que es donde importa) se acumulan errores defensivos, escasa claridad en la gestación de jugadas de riesgo y poco o nada en cuanto de definición de las escasas ocasiones creadas. Quizás por eso, cuando se produjo el ingreso de Nicolás Maturana (69’), fue Herrera quien le dio instrucciones sobre lo que debía hacer en la cancha.

En los minutos postreros, la UC apostó con total desvergüenza por resguardar su zona y esperar una opción de contragolpe. Tanto, que Salas sacó a un agotado Diego Buonanotte e hizo ingresar a Fabián Manzano.

Con eso, le bastó para mantener la ventaja y hacer aún más negro el mediocre año de su archirrival.

Más en MSN

Este es el equipo ideal de la primera fecha de la Champions League

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon