Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chile se metió en la final con todas las de la ley

Goal.com Goal.com 23-06-2016
© Proporcionado por Goal.com

Chile sufrió más de la cuenta para instalarse en su segunda final consecutiva a nivel continental; sí, triunfó ante Colombia por 2-0, pero el trámite fue más accidentado que nunca. De hecho, el entretiempo duró dos horas por una tormenta que azotó a Chicago. Pese a una cancha en estado deplorable, el público en contra y un equipo cafetero que amontonó gente en ataque, los tantos iniciales bastaron para confirmar un nuevo duelo ante la Argentina.

Es que el inicio de La Roja, tal como lo fue ante México, tiene el adjetivo de arrollador por donde se le mire. Apenas iniciadas las acciones, Charles Aránguiz abrió la ruta de la victoria tras un acierto total de José Pedro Fuenzalida por la diestra. Tras cartón, el propio Chapita extendió la cuenta, tras capturar un rebote en plena área chica. La historia se escribió temprano, en un momento donde el dominio de las acciones fue absolutamente rojo. En el reacomodo de piezas, Colombia se vino encima, ganó el mediocampo pero no alcanzó a brillar.

De ahí en más, manejar las diversas situaciones del partido fue la tarea para el equipo de Juan Antonio Pizzi. Y desde luego que fueron capaces: Claudio Bravo se vistió de héroe en más de una ocasión, Francisco Silva marcó los tiempos del mediocampo, Fuenzalida y Beausejour dieron dura batalla en las bandas y Gonzalo Jara, pese a sus ripios, sacó la tarea adelante desde la defensa.

Sobre el término, Colombia cayó en el juego brusco cuando entendió que no había forma de entrarle a la escuadra nacional. En esa desesperación, incluso se metió un hincha a la cancha. Entre las pozas, la lucha, el poco fútbol y el desgaste, los penales no cobrados de un lado y otro, sumados a la lesión de Pablo Hernández y a los problemas físicos de Edson Puch en el término, Chile se metió en la final con todas las de la ley. Que nos espere Nueva York.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon