Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chile se sobrepuso a todo y gritó bicampeón

Goal.com Goal.com 27-06-2016

Chile anuló a Messi. Chile batalló sin Marcelo Díaz, equilibrio del equipo que salió expulsado antes de la media hora. Chile, y también Argentina, se sobrepusieron al juez Heber Lopes, que fue protagonista total, se supo el jefe del partido y repartió diez tarjetas, durante 120 minutos de terror y nerviosismo.

Las transiciones del equipo de Juan Antonio Pizzi fueron efectivas y rápidas. En la salida, hubo argumentos de peso para ganar. Alexis y Vargas tuvieron las más claras y Claudio Bravo le transmitió seguridad a una defensa soberbia, de nivel mundial. Mauricio Isla y Jean Beausejour se comieron las bandas y erraron muy pocos balones. Aránguiz y Fuenzalida cumplieron a plenitud, también.

No fue el mejor partido como expresión futbolística, pero sí fue el más emocionante en años. Chile y Argentina lo sabían, la insesante lucha tenía que tener un ganador y un perdedor. Y tras cuatro etapas que no le daban el título a nadie, los penales agigantaron nuestra pequeña historia, una llena de derrotas que solo quiere teñirse de historias plagadas de gloria. Alexis, lesionado, se mantuvo en cancha hasta que el físico ya no le dio más. Un equipo conmovedor y de categoría.

© Proporcionado por Goal.com

Arturo Vidal, el símbolo del equipo durante todo el campeonato, falló desde los doce pasos. Lionel Messi, el mejor futbolista trasandino, le regaló el balón a la tribuna y en ese momento, el factor sicológico tambaleó la historia a nuestro favor. Los tiros de Nicolás Castillo, Charles Aránguiz, Jean Beausejour y Francisco Silva no se van a olvidar jamás, porque Chile supo ganar la final con todo lo que se necesita en una serie de penales: sangre fría, fuerza, jerarquía y calidad.

La copa es nuestra. Para siempre. En cien años más se vuelve a jugar una Centenario, pero el plantel que formó Sulantay y afinaron Borghi, Bielsa y Sampaoli, lo tomó Juan Antonio Pizzi y lo llevó al olimpo del fútbol. ¡Chile es el campeón y la obligación es celebrarlo!

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon