Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Civilización o barbarie: 2017, año crucial para AFA

logotipo de Goal.com Goal.com 01-01-2017

Diciembre del 2015. Una nota de análisis similar a ésta asegura que el 2016 será determinante para que la organización de la Asociación del Fútbol Argentino no se lleve por delante la máxima pasión del pueblo. Que, después del papelón del 38 a 38, solo quedaba lugar para restaurar una "normalidad". 365 días más tarde, se podría repetir lo mismo. Pero no.

© Proporcionado por Goal.com

La AFA desperdició un año completo en hacer lo que en el 2017 es una obligación imperiosa. Porque ya no hay más margen. Porque la FIFA ya no solo supervisa a la distancia sino que puso un pie en calle Viamonte, cansado del desmanejo que se vive desde el fatídico 30 de julio de 2014, día en el que Grondona falleció.

Por intervención de la justicia, por decisión del Comité de Regularización, por acuerdo de los principales dirigentes, por lo que sea. El llamado a Asamblea que fije la fecha de elecciones ya no puede dilatarse más, básicamente porque hoy el fútbol argentino está en llamas y ni siquiera está cerca de garantizarse que comenzará el año como estaba pautado.

El otro punto de suma urgencia que deberá resolverse tiene que ver con un nuevo orden para la explotación de los derechos televisivos. Los clubes de Primera tienen en ellos los ingresos asegurados y hoy, con el Fútbol Para Todos muerto, la AFA (o lo que queda de ella) deberá encaminar la nueva discusión.

De todas maneras, hay una cuestión que escapa a lo que se pueda diagramar desde el sillón de calle Viamonte y que podría transformarse en la lápida para el fútbol argentino tal y como lo conocemos: la clasificación al Mundial. Hoy, en zona de repechaje, la Selección tiene un duro camino de seis pasos para llegar a Rusia 2018. Pasó un año de un nuevo cambio en la dirección técnica y que incluyó nada menos que la "renuncia" de mejor jugador del mundo, cuya ausencia en la cita máxima podría provocar un quiebre histórico.

Una mínima gota más de nafta sobre el fuego podría provocar un incendio que arrase con todo lo establecido. Eso se deberá evitar a partir de este momento, porque parece demasiado tarde para pensar en apagarlo.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon