Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

COLUMNA ALBA: Penúltimos

Goal.com Goal.com 29-08-2016
© Proporcionado por Goal.com

Colo Colo tropezó y feo ante Deportes Iquique. No solo por la derrota, sino porque cayó en vicios que lo hicieron ver un equipo poco confiable: abusó de centros, pese a que creció en el lugar desde donde los lanzó; no trascendió por fuera, siendo que lateralizar el juego fue una de sus consignas; y varios futbolistas nunca encontraron su posición.

Por ejemplo, Octavio Rivero. El delantero uruguayo fue anunciado como compañero de Esteban Paredes en el ataque, pero naufragó por la orilla derecha y cuando retomó sus funciones naturales, algo generó. Pero no es suficiente. Esa punta debe ser de un especialista. Y si Guede ya se olvidó de Gonzalo Fierro para ese lugar, tampoco debería seguir inventando con Ramón Fernández relegado ahí. Ya dejó claro que habilitar es su virtud. Y desde el centro la entrega mejor, con más ventaja y visión.

Claudio Baeza sumó su primera titularidad y demostró su categoría. En el recorrido, no desentonó. En la recuperación, tampoco (sobre todo en campo contrario). Y cumplió en dos posiciones: como volante de salida y defensor central (aunque ahí le costó procesar los pelotazos cruzados y profundos del equipo de Jaime Vera). En la filosofía del DT argentino está el hecho de ocupar ese tipo de futbolistas. Al menos acá dio un paso: además de Serrucho, innovó con Iván Morales por la diestra. El juvenil volvió a sacar nota azul, sumando una presencia importante en el ataque. Otro joven que está excelente es Gabriel Suazo. Siente la camiseta como ningún otro. O al menos eso transmite.

Martín Rodríguez sigue bien. Atrevido, metiendo pases con intención y desbordando bien: empuja al equipo. También Matías Zaldivia, que debió resguardar, por momentos solo, las subidas del rival. Válber Huerta no estuvo a la altura en su debut. Displicente y con yerros que lo alejan de la titularidad. Tampoco es el semestre de Jaime Valdés, que no logra encontrar comodidad en ningún puesto. Si bien fue el único que filtró pases que pudieron incomodar a Iquique, a un hombre de su categoría se le exige mucho más.

Al igual que al equipo en general. No es posible que del minuto 30 al 60 no se llegara una vez al arco rival. Los futbolistas estaban ofuscados y lo intentaron hasta el último suspiro, pero sin precisión. Ahora empieza lo de verdad: cuatro puntos de quince posibles es un fracaso, pero Guede prometió 16 entrenamientos para sacar la tarea adelante. También contará con tres de buen pie: Bryan Carvallo, Bryan Véjar y Marcos Bolados. Por ahí, quizás la idea de buscarlo por fuera sea más fructífera. Pero siempre hay que pensar en el arquero rival. Todos los córners terminaron en las manos de Rodrigo Naranjo. Y no es una locura, si mide más de un metro noventa. Colo Colo hipotecó el campeonato este semestre. Es penúltimo, pero la gente se fue del estadio cantando. Ahora, tiene una chance de oro: salir del pozo, porque ahí es donde está, y más abajo no se puede estar.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon