Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Con Gareth Bale y poco más, Real Madrid venció a Leganés 3-0

Goal.com Goal.com 06-11-2016

Tras rozar el ridículo en Varsovia contra el Legia de aquella ciudad por la Champions League, Real Madrid volvió a la senda del triunfo ganando como local a Leganés por la jornada 11 de La Liga. La deuda del partido a nivel continental se saldó con tres puntos, pero no con buen juego. Los chicos de Zinedine Zidane necesitaron apenas dos remates al arco durante la etapa inicial para sentenciar a su vecino rival. Al final, fue 3-0 con dos goles de la figura, Gareth Bale, y otro de Álvaro Morata.

La primera parte fue una sucesión interminable de inútiles avances blancos hasta el minuto 38. El mediodía capitalino mostraba a un conjunto merengue incapaz de lastimar al Leganés, que sin mucho esfuerzo sostenía el cero en su portería. Sin acercarse a Keylor Navas, pero pasándola bien en el Bernabéu. Faltaba muy poco para la posible pitada del público local a su equipo, que no podía doblegar a un rival inferior por donde se lo mire. No había noticias de Cristiano Ronaldo, más allá de una amarilla por protestar, y tampoco de Gareth Bale. Mucho menos de Álvaro Morata, reemplazo de Karim Benzema.

Sin embargo, el Real Madrid se iba a poner en ventaja por mediación de Bale tras un extraordinario pase al hueco de Isco Alarcón. Un destello de calidad del malagueño dejaba solo al galés, que tras sentar a Serantes marcaba el 1-0. También Bale firmaría el 2-0 en la última jugada del período inicial, empujando a la red un balón que Morata -sin querer- dejó muerto en el área tras una falta lanzada por Toni Kroos.

Salvaba Bale un mediodía a medio gas. Apenas dos tiros a puerta para los blancos bastaron para poner tierra de por medio y encaminar un encuentro que amenazaba con complicarse.

En la segunda parte, el equipo de Zidane jugó a placer y el propio Bale contó con algunas ocasiones para seguir marcando, mientras que un fastidioso Ronaldo luchaba para no añadir al Leganés en su particular 'lista negra'. Sólo cinco clubes se le resistieron al portugués con el Real Madrid, y el conjunto pepinero iba camino de aquello.

Hubo tiempo para que Luka Modric volviera de su lesión, reemplazando a Mateo Kovacic y disputando la última media hora del encuentro. También para el 3-0, obra de Morata por asistencia de Kroos. Sólo faltaba el gol de Ronaldo para que el líder de España cerrara con una sonrisa más amplia la jornada previa al derbi contra al Atlético. Un gol que nunca llegó.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon