Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Copa América 2015 vs. CA100: ¿qué torneo fue mejor?

Goal.com Goal.com 29-06-2016

La Copa América Centenario es historia. Con Chile como el laureado bicampeón y final repetida (Argentina se volvió a quedar con las ganas), resulta inevitable la comparación con el certamen que se llevó a cabo el año pasado en tierras chilenas, teniendo en cuenta la cercanía entre ambos y lo inédito de poder disfrutar dos certámenes continentales con tan poca diferencia de tiempo.

© Proporcionado por Goal.com

El campeón fue el mismo y el subcampeón también, aunque son más las diferencias que las semejanzas entre los torneos de 2015 y 2016. La primera que salta a la vista es la cantidad de equipos, ya que el torneo de Chile tuvo 12 selecciones y el que acaba de terminar en Estados Unidos contó con 16 al tratarse de una edición especial por los 100 años de la primera edición.

Por esto resulta imposible comparar mano a mano algunos aspectos, aunque sí nos podríamos dejar llevar por los promedios para intentar dilucidar cuál de los dos certámenes dejó una mejor imagen. Por ejemplo, en Chile 2015 se convirtieron 59 goles en 26 partidos, lo que da un promedio de 2,27 tantos por encuentro. En la CA100, en tanto, el promedio fue un poco mayor, 2,84, producto de los 91 goles que se marcaron en los 32 partidos.

El equipo que completó el podio en esta edición fue la Colombia de José Pekerman, eliminada en cuartos de final el año pasado, donde en tercer lugar se ubicó Perú, con Ricardo Gareca a la cabeza, que en esta oportunidad se quedó afuera en la llave de cuartos precisamente ante los colombianos.

Si bien en este 2016 el torneo se llevó a cabo en un país con ínfima tradición futbolera como Estados Unidos, el promedio de asistencia de público fue bastante superior a su antecesor. En total asistieron 1.315.827 espectadores (45.373 por partido), mientras que a Chile 2015 concurrieron 655.801 personas (25.223 por encuentro)

Otra diferencia sustancial fue la calidad de los estadios de cada una de las Copas. Los imponentes estadios norteamericanos (en su mayoría, adaptados del fútbol americano y el béisbol) mostraron toda su tecnología y comodidad de avanzada y, en comparación con los mucho más humildes reductos chilenos, la diferencia fue notable. Por ejemplo, en el estadio de Rancagua, el de menor capacidad de la Copa pasada, entran 15.600 personas, mientras que el Soldier Field de Chicago, el más "pequeño" de la CA100 tiene capacidad para más de 60 mil.

Pese a este aspecto, uno de los grandes "lunares" de la CA100 fue el incumplimiento de los horarios en gran parte de los partidos, que comenzaron casi siempre entre 10 y 15 minutos después de lo pactado. En ese sentido, la Copa América 2015 tuvo una organización impecable y no sufrió contratiempo alguno.

A la hora de hablar del fútbol en sí, resulta imposible no destacar la principal ausencia de esta edición, la de Neymar, que priorizó estar en los inminentes Juegos Olímpicos de Brasil, mientras que el año pasado sí pudo defender a un Brasil que, pese a esto, se terminó quedando afuera en los penales frente a Paraguay en cuartos de final, ya con su crack afuera por lesión. El chileno Jorge Valdivia, los peruanos Jefferson Farfán, David Pizarro y Juan Vargas, los brasileños David Luiz y Thiago Silva y el argentino Carlos Tevez son otras de las figuras que dijeron ausente de una edición a la otra, mientras que el uruguayo Luis Suárez no pudo estar en ninguno de los dos por estar lesionado.

En definitiva, cuesta ser egoista y determinar cuál de los dos torneo fue "mejor", aunque no cabe duda que en el torneo de 2015, los cuatro años de espera hicieron que el certamen se viva con mucha más expectativa, sumada a la pasión que los chilenos le imprimieron al torneo. Este año, dada la cercanía de la última edición y la proximidad de los Juegos Olímpicos, hubo quienes tomaron al torneo como algo "secundario". De hecho, el ganador de la CA100 ni siquiera iba a ser considerado como "campeón de América" ni a ganarse un cupo en la Copa Confederaciones del año que viene. Guiño del destino o vaya uno a saber qué, el campeón fue el mismo y esa disputa ni siquiera pudo decir presente.

Luego de la realización de estos dos torneos en tiempo récord de diferencia, habrá ahora que esperar tres años hasta la llegada del próximo certamen, en Brasil 2019. Las esperanzas estarán renovadas y las comparaciones, como en este caso, a la orden del día.

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon